Cambiando de tercio, como dicen en los toros, para respirar un poco de aire fresco; el 29 de julio la Fundación Hacer conmemoró 104 años del nacimiento del economista Milton Friedman en 9 países de las Américas.

Tanto las propuestas de Keynes, como las de Friedman, en su momento otorgaron luces en medio de la oscuridad de la noche. Se podría comentar que así como Keynes dominó el pensamiento económico hasta la primera mitad del siglo XX a partir de 1950, Friedman ejerció su influencia.

Keynes recibió la influencia de Alfred Marshall siendo alumno destacado del mismo. Para Marshall, la economía es el estudio de la humanidad en el negocio ordinario de la vida, haciendo la claridad que la palabra ordinario se refiere a la cotidianidad de la vida.

A Keynes le figuraron los dolorosos. Crisis económica en 1920, sumada a las dos guerras mundiales más el período de conocido como la Gran Depresión.

En su calidad de delegado por el gobierno británico en las negociaciones  de los Acuerdos de Versalles para poner fin al conflicto de la Primera Guerra Mundial contra Alemania, fue protagonista de primera línea y un crítico del mismo vaticinando las posibles consecuencias que podría traer la asignación de sanciones desproporcionadas a la vencida Alemania.

La Gran Depresión marcó su pensamiento teniendo en cuenta que una de las críticas formuladas  consistió en la demora de la Reserva Federal para tomar decisiones junto con retirar el dinero circulante del mercado, lo que profundizó aun más la crisis.

Friedman construyó su pensamiento económico en contra vía de los postulados de Keynes. Según Friedman, sus teorías fueron demasiado simplistas y generalistas desde el punto de vista del análisis económico.  Tal vez, se debió a su personalidad, comentaría en alguna ocasión.

Friedman, sintetizó su pensamiento en cuatro pilares:

  1. Maximizar el bienestar
  2. Los precios y los salarios reflejan los costos de oportunidad para el individuo, sociedad.
  3. Marshall como rector matemático y estadístico
  4. La economía se debe ajustar y regular por sí misma.

De los aportes a la economía moderna consistieron sus conocimientos sobre la teoría monetaria los cuales quedaron consignados en un maravilloso libro: Historia monetaria de los Estados Unidos: 1867-1960.

El gran legado de Friedman, para mí, consistió en sus recomendaciones para sacar de la crisis económica en que se encontraba Chile una vez asume el General Augusto Pinochet teniendo en cuenta que el gobierno de Salvador Allende fue un rotundo fracaso económico.

Una de las razones por las cuales se termina dando el golpe militar fue que la crisis económica chilena del momento era similar a la de Venezuela de Maduro de hoy. Semanas antes al golpe se presentó un paro de camioneros que puso en aprietos a Allende por la represión ejercida contra ellos. (No les parece similar el escenario).

Espacio aparte merece Friedman para comentar sobre su teoría con respecto a la legalización del consumo de las drogas. Su argumento fue que bajo la prohibición del alcohol, las muertes por envenenamiento, por cosas que se mezclaban con el alcohol de contrabando, aumentaron bruscamente. Igualmente, bajo la prohibición de las drogas han aumentado las muertes por sobredosis, o por sustancias adulteradas.

Pensó Friedman que “América tendría la mitad de prisiones, la mitad de reclusos, diez mil homicidios menos al año, barrios urbanos en los que habría una oportunidad para gente pobre que viviría sin temer por sus vidas, ciudadanos que podrían ser respetables que son ahora adictos no convirtiéndose en criminales para obtener su droga, pudiendo obtenerlas con garantías de calidad. Ahora ocurre lo mismo que bajo la prohibición del alcohol”. (Entrevista Milton Friedman)

Tesis que más tarde recogería Álvaro Gómez Hurtado en una de sus campañas a la presidencia pero los liberales de una manera mezquina le cayeron encima.

Lo que nunca pensaron tanto Friedman, como Álvaro, es: que llega a suceder si en vez de promover la legalización de las drogas, se promueve el NO consumo.

Si uno de los objetivos de Friedman era maximizar el bienestar de la sociedad, ¿no hubiera sido más sencillo NO consumiendo drogas que legalizando su consumo? Tal vez, se ganarían el premio nobel de economía.

Puntilla: Ministra Parody: En vez de promover la equidad de género, porqué no promueve el deporte en todas las escuelas del país. El fomento del deporte debería ser una política de educación pública.

 

@RaGomezMar