Recorrer nuevamente Colombia me da mucha alegría. Las caras de la gente, su amabilidad y los hermosos paisajes, que no permiten decir qué sitio es más bello.

Contrasta todo esta fantasía con la triste situación que estamos viviendo los colombianos. No es solo el tema de una paz mal negociada, en contra del 99% del país, es también la situación económica a la que hemos visto abocados por el derroche y mal manejo de las finanzas del gobierno. Estos dos temas: paz y economía han sido como una bomba que nos partió en mil pedazos.

La llegada del candidato Iván Duque a cada rincón de Colombia, siembra esperanza, ilusión. Esa ilusión tan grande que es sentir que existe esa persona que puede sacarnos del atolladero.
Adonde llega, muchas personas se arremolinan a su lado, con sus inquietudes, para tomarse una foto, para darle un abrazo, un beso.  Me recuerda a la época maravillosa para Colombia, en la que comencé a andar con ese gigante político que es el presidente Álvaro Uribe Vélez.

La presencia de Álvaro Uribe al lado de Iván Duque como su mentor, como la persona que tanto ha contribuido en su formación política, hace de cada evento, algo muy especial. Ese grande de la política, con la persona escogida por los militantes y afines al Uribismo, como su candidato presidencial, como el que sí será capaz de recuperar el rumbo con la asesoría permanente de este expresidente.

Las reuniones de los colombianos con Iván Duque, son un intercambio permanente con el público, donde se le puede preguntar todo lo que quiera el interlocutor. No hay temas vedados y no hay pregunta que no se responda. De frente siempre, así es Iván Duque.

Es muy ameno, ver cómo el Presidente Álvaro Uribe hace de presentador, entrevistador, fotógrafo, tuitero y moderador en estas giras. La gente se fascina viéndolos allí, intercambiando ideas, propuestas, soluciones, y hasta diferencias entre ellos para resolver una problemática del país.

Viene para Colombia un renacer, un volver al rumbo que llevaba el país con Álvaro Uribe, ese país lleno de ilusiones, de una economía pujante, de confianza inversionista, con seguridad y estabilidad jurídica, seguridad democrática y equidad, donde los más vulnerables tengan oportunidades reales, no de papel. Los invito a conocer sus propuestas en el libro Indignacción, que puede conseguir en la página web.
No duden un momento su voto por Iván Duque para la presidencia de Colombia. No se arrepentirán y permitirán que Colombia sea la que ustedes quieren para sus hijos y nietos. Vamos para adelante.
P.D. El voto para Iván Duque del Centro Democrático para la Presidencia de Colombia, porque ¡él es el que es!

@AliciaArango

Publicado: diciembre 20 de 2017