El anterior burgomaestre capitalino, recordado por su verbo encendido y su nula gestión, corrupto como los Castro, Lula, Maduro, Chávez y compañía, ahí va. Su nadadito de perro es peligroso. Que no siga tan orondo en esta pre-campaña, porque es una amenaza latente para nuestra patria.

Este individuo, aliado de las Farc, defensor de la dictadura asesina que azota a Venezuela, encarna el castro-chavismo puro en Colombia. Sus declaraciones favorables a la Constituyente ilegítima del régimen narco-comunista del país vecino, avalan lo que escribo.

Preocupa el silencio del establecimiento capitalino frente a este sujeto. Petro debe ser leído, en el ámbito socio-económico-político, como el alfil más valioso del Foro de Sao Paulo en nuestro territorio. Es el sucesor del actual presidente y de su hermano periodista dentro de la estrategia que aplica esta secta en el continente.

¿Vamos a entregar nuestra Libertad a esta banda de mafiosos, disfrazados de demócratas? ¿Vamos a permitir que compren con el dinero del narcotráfico que nutre sus arcas las conciencias de militares, policías, magistrados, jueces, empresarios sin escrúpulos y ciudadanos con sed de venganza?

Las alarmas están encendidas. Esto no es un juego. Lo que está pasando en Venezuela nos puede pasar a nosotros también, si como sociedad dejamos que sucedan las cosas así no más, relativizando los hechos. Bajar la guardia en esta batalla es enterrar el futuro que merecemos vivir.

Hace pocas semanas una de las voceras de las Farc anunció que el candidato que reunía las condiciones necesarias para llegar a la presidencia, según ellos, era Humberto de la Calle. Este abogado, oriundo de Manzanares, Caldas, hoy cuenta con 74 años de edad, y funge como un títere más del nefasto plan que se está ejecutando a la perfección desde La Habana. Es una cortina de humo.

Petro es la ficha de las Farc, la que comulga con ellos en su ideología y modus operandi. Es el que se sienta a manteles con los herederos y camaradas de Tirofijo, Raúl Reyes, “Mono” Jojoy y Alfonso Cano. Es el “compañero de lucha” que avala la historia reciente de los narco-comunistas en Venezuela.

¿Por qué nuestra dirigencia le hace el juego a estos sujetos? Si bien, han demostrado que su amor por el dinero está por encima de cualquier consideración,  nuestra Libertad no puede ser vapuleada por los caprichos de una pandilla de enfermos por el poder, capaces de condenar a sus pueblos a la miseria, tal como se ha demostrado en Cuba y Venezuela. ¿Realmente es más importante el monto de las cuentas bancarias de algunos pocos en el exterior, que la posibilidad de vivir en Libertad para millones de personas en Colombia? Reflexionemos.

Evitemos el caos. ¡Cuidado con Petro, señores banqueros! Bajen las tasas de interés a rangos razonables. Acaban de fijar la tasa de usura en 32,97%. Esto quiere decir que no deberían ofrecer tasas de crédito para consumo mayores al 20%.

Considero oportuno que un grupo de actuarios expertos ofreciera cifras concretas de lo que representaría en términos de utilidades para el sector financiero, la bancarización universal de los colombianos. Estoy seguro que manejando tasas de interés acordes al mercado internacional, el panorama sería mucho mejor para todos.

Ustedes saben que la gente se está reventando con esos costos. La cartera morosa crece como espuma en sus propios reportes. ¿O me equivoco? ¿Les parece justo eso, señores banqueros? Ese es un argumento que le cae como anillo al dedo a Petro. ¿Van a moverse al respecto o van a desconocer la realidad de millones de colombianos que pueden dar su voto a los “amigos de las Farc” en las próximas elecciones?

Con todo respeto: Si quienes defendemos la Libertad y la Democracia, desconocemos los reclamos de los ciudadanos que hoy sienten el peso de la crisis económica y no encuentran en los bancos un soporte sino un yugo, los narco-comunistas impulsarán sus planes con más facilidad. No les demos argumentos. 

Lo mejor que podemos hacer por otro no es sólo compartir con él nuestras riquezas, sino mostrarle las suyas. Benjamin Disraeli.

@tamayocollins

Publicado: agosto 2 de 2017