Se aplaude el hecho que las Farc hayan entregado cerca de 7.000 armas, pero todavía falta mucho para alcanzar la “paz” que el gobierno tanto pregona.

En un principio el gobierno Santos afirmaba que las Farc iban a entregar cerca de 14.000 armas, pero para sorpresa de algunos solamente fueron la mitad. Igualmente es importante tener en cuenta que conservarán decenas de armas por cuestiones de “seguridad” en los campamentos y que todavía falta lo que pueda haber en las caletas que dicen tener. En síntesis se podría considerar que fue una entrega de armas parcial y que depende de todos colombianos estar vigilantes para que el grupo terrorista no se vuelva a salir con la suya.

Otro factor que resulta de fundamental importancia tener en cuenta es lo relacionado con Venezuela en la medida que es muy probable que muchos terroristas estén brindándole apoyo a la dictadura a través de la  Guardia Nacional Bolivariana y que desde el país vecino estén controlando rutas del narcotráfico. Es claro que varios frentes todavía siguen con el negocio de la droga y por esa razón los cultivos ilícitos han alcanzado niveles históricos en el país.

Entonces tenemos un grupo terrorista que va a iniciar su transito a la política con billones de pesos, armas, control de las rutas del narcotráfico y con un poder inusitado que se refleja con numerosas curules en el Congreso e incluso con candidatos presidenciales.

Para los colombianos resulta muy difícil confiar en un grupo terrorista como las Farc. Durante todos estos años nos han engañado de manera patente y por esa razón es momento de no minimizarlos pues todos sabemos muy bien lo que son capaces.

ENTRETANTO: Muy lamentable lo sucedido con los tres policías emboscados y posteriormente asesinados en el Cauca y triste saber como la noticia paso prácticamente desapercibida.

@josecuellob

Publicado: junio 29 de 2017