Durante más de 100 días la valiente resistencia venezolana se enfrentó contra las fuerzas de la dictadura dejando como resultado una significativa cifra de estudiantes asesinados y torturados. Sin embargo vemos que las calles se han enfriado y que algunos miembros de la oposición parecen empleados del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Los jóvenes venezolanos dieron su vida en las calles para que Nicolás Maduro dejará el poder; lucharon incansablemente por  la libertad de su país y atendieron cada una de las marchas convocadas por la MUD. Sin embargo y muy a pesar de su impresionante sacrificio algunos políticos supuestamente opositores como Ramos Allup se dejaron llevar por sus intereses personales para aceptarle unas elecciones regionales a Maduro.  Eso es un absurdo mayúsculo porque es inentendible como se acepta participar en unas elecciones llevadas a cabo por una dictadura que tuvo la osadía de manipular la data de la elección viciada de la Asamblea Nacional Constituyente, tal y como lo denunció la propia empresa encargada de llevar a cabo la votación electrónica.

No obstante es menester recalcar que no todos los opositores se rindieron ante la dictadura pues hubo algunos que conservaron la dignidad y respetaron el compromiso que habían hecho con el valiente pueblo venezolano.  Una de esas personas fue la valiente María Corina Machado que impidió que cualquier integrante de su partido político se inscribiera en las regionales y le siguiera el juego a la dictadura.

Lo que hizo María Corina tiene un significado gigantesco en la medida que muchos jóvenes se sintieron utilizados y traicionados por aquellos miembros de la MUD que se inscribieron en las regionales.  Ellos lucharon por derrocar a la tiranía y ese es el objetivo que siempre ha tenido la valerosa María Corina.

En momentos como los que vive Venezuela es fundamental que hayan jóvenes valientes que no pierdan la esperanza porque en el momento que las pierdan habrán perdido su incansable lucha. Así pues, es gracias a María Corina que la lucha sigue y que la resistencia no abandonará la primera línea de batalla con el único objetivo de derrocar a la dictadura.  La formula para que Maduro y su cúpula de narcotraficantes dejen el poder es una mezcla de calle y presión internacional puesto que cada vez resulta más evidente que en Venezuela no hay salida democrática mientras siga esa dictadura asesina.

La ilusión gracias a María Corina sigue…

@josecuellob

Publicado: agosto 17 de 2017