Hace exactamente dos años mientras trabajaba todavía en la ANDI, levantamos nuestra voz de preocupación a los Vallecaucanos y a las autoridades regionales y nacionales por la declaratoria de nulidad del contrato a la “Unión Temporal Malla Vial Valle del Cauca” en el tramo entre el kilometro 64 al 81 de la vía Buga – Buenaventura. Desde ese momento pusimos el grito en el cielo porque nos preocupaba que ese tramo iba a entrar en un limbo jurídico y la obra se parara.

Como los aniversarios son para celebrarlos, decidimos ir a realizar el recorrido de los 17 km que están en el limbo por la nulidad. Lo triste es que este es ya el segundo aniversario. Yo honestamente pensé que el único cumpleaños que le íbamos a celebrar era en el 2017. Lo que si sería inaudito e imperdonable es tener que ir a celebrar los 3 añitos de la obra congelada.

Lo cierto e innegable es que la vía sigue tirada y al garete. Hace un año nos encontramos que sobre la nueva carretera que se estaba construyendo para generar la doble calzada, ya incluso habían levantado una pista de bicicross.. Pero como buenos colombianos; somos recursivos y por lo menos la comunidad tiene donde divertirse y hacer ejercicio… Pues esta aun sigue ahí.

No tuvimos que avanzar mucho para poder observar como los derrumbes y deslizamientos de tierra han cubierto por completo la vía en unos casos y en otros la han taponado. Este el es panorama desconsolador que nos encontramos en todos los 17 km. La montaña literalmente se ha desplazado y pareciera que quisiera recuperar una parte de ella, que se le había despojado con las detonaciones para realizar la obra.

La pura, dura y triste realidad como lo pueden evidenciar cualquiera que transite por ella, es que nos dejaron tirados en el limbo. Es claro que existe una nulidad. Pero es absolutamente claro también que ya han pasado dos año y no se ha resuelto el problema. No se ha hecho nada. La vía esta parada y abandonada. Hace un año dijimos que eso 17 km se tienen que volver a hacer desde cero. Esa platica se perdió. Lamentablemente la situación es cada vez peor.

El desarrollo del departamento, su infraestructura y conectividad, fue un asunto de segundo orden para el gobierno anterior y espero que el gobierno del Presidente Duque, que tiene toda la buena intención, destrabe esto. En el entretanto nosotros vamos a insistir, persistir y nunca desistir para que el progreso de la región no se paralice y avance por el camino correcto. Una vía de la importancia estratégica como ésta no admite más retrasos.

Hace dos años ya, prendí las alarmas anunciando lo que presumía le iba a pasar a la obra. Lamentablemente pasó y dos años después nada que se resuelve. Parémosle-Bolas, hoy tenemos que unirnos los Vallecaucanos en una sola voz para exigirle al gobierno nacional que nos ayude a solucionar el problema, nos saque del limbo jurídico y finalice la obra. Espero que mis compañeros parlamentarios de la región y los gobernantes también lo hagan.

@gabrieljvelasco

Publicado: diciembre 10 de 2018