Hace varios meses, el periodista de Noticias Uno, Ignacio Gómez le remitió un derecho de petición a la fiscalía general de la nación solicitándole copia de todos los procesos que se hayan adelantado o se estén adelantando contra el abogado Abelardo De La Espriella y el director de LOS IRREVERENTES, Ernesto Yamhure.

Según el peticionario, esa información era requerida para su “trabajo periodístico”.

Lo que Gómez habilidosamente no aclaró en su derecho de petición es que sus jefes directos, Cecilia Orozco –directora de Noticias Uno-, Daniel Coronel –propietario del mismo- y él mismo, tienen controversias jurídicas con De La Espriella y Yamhure, lo que pone en evidencia que el motivo para querer dicha información no es, en absoluto, de interés periodístico.

En el caso del abogado De La Espriella, él tiene denunciado penalmente a Ignacio Gómez y a otro periodista de ese noticiero, Guillermo Gómez. Así mismo, él representa a un empresario que hace algunas semanas demandó en los Estados Unidos a Univisión, empresa en la que actualmente trabaja Coronel.

Yamhure, por parte, desde hace cerca de años tiene una diferencia con la directora de Noticias Uno, Cecilia Orozco, la cual se encuentra en los estrados judiciales.

Días después de que Gómez pidiera los expedientes, la fiscalía general de la nación, al considerar que la información solicitada viola el derecho de habeas data y a la intimidad, se negó a entregar las copias solicitadas.

Gómez presentó un recurso de insistencia, el cual fue resuelto por el tribunal administrativo de Cundinamarca, cuyos magistrados resolvieron que la fiscalía deberá responderle al periodista “si ha habido o hay indagaciones o denuncias penales” contra De La Espriella y Yamhure.

¿Para qué querrá esa información el subordinado laboral de dos particulares con los que sus empleadores tienen controversias?

Ese interrogante, motivó a Yamhure y a De La Espriella a preparar una queja que será remitida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, denunciando el evidente hostigamiento en su contra.

Cuando Cecilia Orozco resolvió denunciar a Yamhure por una supuesta injuria, el fiscal de la época, Jorge Fernando Perdomo –cuyos actos de corrupción habían sido denunciados periodísticamente por Yamhure- le asignó dicha investigación al entonces fiscal tercero delegado ante la corte suprema de justicia, el cuestionado Juan Vicente Valbuena, en un hecho absolutamente desproporcionado.

Los delegados ante la corte suprema deben encargarse de casos de trascendencia para el país y no a resolver asuntos de menor cuantía entre dos particulares como en efecto son el denunciado y la denunciante. Lo curioso es que paralelamente, Yamhure también presentó denuncia contra Orozco, la cual sí fue remitida a un fiscal local de Bogotá, como correspondía.

Con esos antecedentes a la mano, queda claro que Ignacio Gómez no buscaba la información para “hacer una nota periodística” sino para saber cuál es el estado de las investigaciones que pueda haber contra el abogado Abelardo De La Espriella quien desde hace años se ha enfrentado al dueño, la directora y los periodistas de Noticias Uno y contra Ernesto Yamhure, denunciado por Cecilia Orozco.

Este es el texto del comunicado que sobre el particular han emitido Abelardo De La Espriella y Ernesto Yamhure:

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

El abogado Abelardo De La Espriella y el periodista Ernesto Yamhure le informan a la opinión pública que remitirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una queja denunciando hechos de hostigamiento en su contra, tendientes a afectar de manera grave el derecho fundamental de aquellos al buen nombre y a la intimidad, con el firme propósito de lesionar su integridad moral, laboral, familiar y económica.

  1. Hace varios meses, el periodista Ignacio Gómez le solicitó a la Fiscalía General de la Nación copia de TODAS las investigaciones que hubiere en esa entidad en contra de los firmantes, petición que carece de cualquier sentido, pues dicha información es de carácter confidencial.
  2. La Fiscalía General de la Nación, defendiendo el artículo 15 de la Constitución Política de Colombia, rechazó la solicitud elevada por el periodista Gómez, asegurando que es deber de esa entidad respetar y hacer respetar los derechos de habeas data, a la intimidad personal y familiar e, igualmente, al buen nombre de las personas.
  3. Ante esa respuesta, el comunicador de marras presentó un recurso de insistencia ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.
  4. Aquella información solicitada por el periodista y que atañe a la vida íntima de dos particulares carece de cualquier interés periodístico, lo cual comprueba que la motivación de fondo es la vindicta, por motivos profesionales y personales.
  5. Los 2 firmantes de este comunicado participamos en procesos penales emprendidos contra la directora del noticiero denominado Noticias Uno, del que el periodista Ignacio Gómez es subdirector. Es evidente el interés del comunicador por obtener información reservada, con el propósito de fabricar historias periodísticas y, con ello, manipular a la opinión pública y a la administración de justicia.
  6. Defendemos nuestro derecho a la intimidad. Siempre hemos estado dispuestos a atender con diligencia y respeto los llamados de la Fiscalía, que son frecuentes, como consecuencia del desarrollo de nuestras actividades profesionales.
  7. En el caso del doctor Abelardo De La Espriella, él, así mismo, y de la mano de abogados norteamericanos, ha formulado una demanda contra una empresa vinculada con el periodista Daniel Coronell, propietario de Noticias Uno: en los Estados Unidos, cursa una acción civil contra la cadena Univisión, canal del que el señor Coronell es director de noticias. Del mismo modo, el Doctor De La Espriella ha formulado sendas denuncias contra los periodistas Ignacio Gómez y Guillermo Gómez, subdirector y periodista de Noticias Uno.
  8. Le solicitaremos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que haga valer nuestros derechos constitucionales, partiendo de los derechos de habeas Data, a la intimidad, al buen nombre y a la presunción de inocencia. No vamos a permitir que, por motivaciones protervas, se acuda a información confidencial para manipularla y, de manera ilegal, romper reservas sumariales y desatar, por parte de periodistas malquerientes, una campaña de desprestigio en nuestra contra.
  9. Estamos ante un evidente conflicto de intereses. El señor Ignacio Gómez, subordinado de Daniel Coronell y Cecilia Orozco, propietario y directora de Noticias Uno, respectivamente, claramente no está motivado por una preocupación periodística al solicitar información reservada de dos particulares que, en diferentes aspectos, sostienen controversias con sus empleadores.

Abelardo De La Espriella             Ernesto Yamhure

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 18 de 2017