Análisis de Camilo Rubiano Becerra

Desde la campaña, Iván Duque ha visto a la seguridad como ese valor supremo que le permite a toda sociedad vivir en orden y de esta forma garantizarle a la ciudadanía la tranquilidad necesaria para desarrollar sus actividades. Fue de esta forma y en desarrollo de la seguridad, que Duque ha presentado uno de los ejes principales de su gobierno: la Legalidad. 

Sin embrago, algunos generadores de opinión y políticos abiertamente en oposición, han querido hacer ver a Duque y su administración blandos ante la criminalidad e inexperta para combatirla. Así mismo, de manera irresponsable han señalado que durante su gobierno los índices de criminalidad, extorsión e incluso los asesinatos de los lideres sociales han aumentado. 

Contrario sensu, Duque desde el día uno ha recorrido el territorio y ha desarrollado con las autoridades locales Consejos de Seguridad, que le han servido a él, al Ministro de Defensa y a la cúpula militar conocer de primera mano la problemática y de esa forma desarrollar estrategias con el fin de derrotar al crimen organizado. Así nació el “Plan Diamante” y la política “ El que la hace la paga”. 

En este corto tiempo, en el desarrollo de ambas políticas, el gobierno Duque le ha dado duros golpes a la criminalidad. En materia de drogas las incautaciones han aumentado significativamente, de la misma forma, las capturas han tenido los mismos resultados y las de baja también. 

Así mismo, el Presidente Duque lanzó el Plan Bicentenario, dándole un alcance y significado a la importancia que tienen las fuerzas militares y de policía en la estabilidad y libertad de nuestro país. Su liderazgo, ha sido importante en momentos decisivos e igualmente tristes y reprochables, como lo fue el cobarde atentado a nuestros policías jóvenes  en la Escuela de Caballería General Santander. La respuesta del Primer mandatario, fue implacable como lo esperamos todos los colombianos. Solicitó prontitud en la investigación y resultados concretos. De igual forma, pidió que se aplicara sin tregua alguna y en los últimos días, hemos visto resultados en esos aspectos

Continuando con su gran interés por la seguridad, recientemente lanzó de nuevo la exitosa política de recompensas, que fueron muy eficaces en el gobierno Uribe y a la que lamentablemente la  administración Santos no le dio mayor importancia. El primer resultado se vio cuando en Valdivia, Antioquia, se capturó a alias “el indio” integrante del eln y responsable de la muerte de varios líderes sociales de la region. Así mismo, se dio de baja a un integrante del clan del golfo. Pero el hecho más importante, se dio el día sábado, durante el taller Construyendo País, que se llevaba a cabo en la ciudad de Manizales.En dicho evento, el Presidente informó que se había neutralizado a uno de los lideres más importante de la organización terrorista Farc, alias “Rodrigo Cadete”, delincuente que llevaba más de cuarenta años asesinando y generando terror en el pais. 

Estos hechos, demuestran el compromiso del Presidente y su gobierno con el restablecimiento de la seguridad, que cabe señalar encontró bastante deteriorada por parte de la administración anterior. Los resultados son contundentes y hay que hacerle eco, con el fin de desvirtuar las mentiras de algunos. 

Por otro lado, es importante que los funcionarios del gobierno trabajen con lealtad y convicción por los ideales planteados y liderados por el Presidente Duque, el que se sienta incómodo con eso, es mejor que dé un paso al costado. 

@camilorubianobe

Publicado: febrero 5 de 2019