Análisis de CAMILO RUBIANO

En el mes de febrero, el gobierno Santos lanzó un programa de recuperación económica llamado “Colombia Repunta”. Según declaraciones del presidente y del mismo ministro Cárdenas, con una inversión de cerca de $40 billones de pesos en distintos sectores estratégicos para la economía del país, se lograría un crecimiento al finalizar el año 2017, de 2.5%, algo que en días pasados el Banco de la Republica disminuyó.

Contrario a lo proyectado por el gobierno, la actual situación económica del país sigue estancada y con una disminuida proyección de crecimiento, donde algunos se atreven a decir que se acercara al 1%. El país en el año 2016 cerró con un  déficit fiscal de $34 billones de pesos, un 4% del PIB. Para este año el déficit máximo permitido era de 3.3%, pero según el comité de la Regla Fiscal se tendría que ampliar el déficit en 30 puntos básicos, para poder enfrentar la dura situación. Esto quiere decir que el déficit del año seria de 3.6%, correspondiente a $33 billones de pesos.

Aquellos ajustes, son contrarios a los planes que se impusieron en la regla fiscal. Se supone que año a año se debe disminuir el déficit fiscal, para que en el año 2022 sea de un 1%, meta que se ve complicada de cumplir, ya que la falta de actuación diligente por parte del gobierno, tiene al país en una sin salida económica.

Los índices del comercio son graves, la reforma tributaria y su aumento del IVA tiene a las familias sin poder gastar mas allá de lo necesario. Según Fenalco, el 25% de sus afiliados reportó una disminución importante en sus ventas y señala que febrero de 2017 es el peor mes en ventas, desde agosto de 2013. La confianza de los comerciantes, según Fedesarrollo no levanta cabeza, esta se ubica en 18.6%, la más baja desde agosto de 2015.

Pero si en el comercio llueve, para los industriales no escampa. En el mismo estudio de Fedesarrollo, el índice de confianza industrial se ubico en 0.9%, cifra que no se veía desde el año 2013. El crecimiento industrial que se dio el año que pasó, fue exclusivamente jalonado por la puesta en marcha de Reficar. El apoyo del gobierno ha sido nulo, el aumento del contrabando es una de las mayores quejas y eso se ve reflejado en la poca confianza que tienen para invertir en el país. El 27.9% de los empresarios cree que las condiciones económicas por las que atraviesa el país son desfavorables.

Estos resultados, muestran cómo la economía del país no repunta. El presidente Santos y su ministro Cárdenas, parece que vivieran en otra realidad. Es irresponsable aumentar en casi $7.7 billones de pesos el presupuesto de este año,  para mirar cómo se tapan los huecos.

El país tiene una oportunidad de cambio. La convención del Centro Democrático le envió un mensaje de esperanza a los colombianos. El objetivo es ganar las elecciones en primera vuelta y con esto, garantizar la recuperación de este país.

@camilorubianobe

Publicado: mayo 8 de 2017