Análisis de Camilo Rubiano Becerra

El país está inmerso en una problemática bastante delicada, las instituciones atraviesan uno de sus peores momentos, la corrupcion ha hecho que la confianza en ellas esté por el piso. Casos como los del Fiscal Anticurrupcion capturado por corrupcion ayudan a sepultar cada dia más la confianza por las instituciones del pais. La situación económica y fiscal es muy grave: este año el país tuvo el peor crecimiento en el primer trimestre desde la última crisis económica mundial con un 1.1%, la deuda externa esta disparada y la confianza del consumidor sigue en terreno negativo, ubicándose en -21.1 según la última encuesta de Fedesarrollo, afectando directamente al comercio nacinal.

El desempleo juvenil se ha convertido en un problema que por la falta de atención del gobierno nacional, ha venido creciendo a pasos agigantados. Según la OIT, uno de cada cinco jóvenes está desempleado, ubicando la tasa de desempleo juvenil cercana al 20%. Esto es algo supremamente desalentador, teniendo en cuenta el esfuerzo que hacen la mayoría de los jóvenes para acceder y mantenerse en la educación superior.

Colombia tiene un problema muy grave, para este gobierno el futuro de los jóvenes nunca estuvo dentro de las prioridades de su agenda. Los jóvenes no tenemos espacio ni representatividad en las decisiones que se toman y que de alguna forma nos afectan.

Es por esto que el país merece nuevos liderazgos, liderazgos, que dentro de su visión de país, vean la importancia de los jóvenes en el desarrollo de este e igualmente se identifiquen con ellos.

En estos últimos dos años hemos visto en diferentes países una ola de nuevos líderes que han llegado a la presidencia. Por ejemplo, en Francia eligieron a Emmanuel Macron de 39 años y en Canadá esta Justin Trudeau, un Primer Ministro de 45. Persons que no representan la politica tradicional, cooptada por el clientelismo y la corrupcion. Por el contrario, representan esa nueva vision de la politica, donde los jovenes tienen un rol muy importante.

En Colombia, ya inició el año electoral y los jóvenes tenemos el deber de jugar un papel protagónico en esta contienda, debemos participar activamente, hacer parte de las listas al congreso y así mismo, apoyar a una persona que nos represente para la presidencia.

El país necesita políticas públicas, que directamente beneficien a esta población tan importante. El presidente Uribe en su gobierno, apoyó las iniciativas juveniles a través del Fondo Emprender. Esta herramienta el Precandidato a la presidencia, Iván Duque la quiere retomar. Dentro de sus 162 propuestas, está la de buscar recursos de capital para apoyar el emprendimiento y esto lo hará a través del fortalecimiento de fondos como Emprender, Innpulsa y el uso de regalías regionales.

Propuestas cómo esta, mezcladas con educación de excelencia y una mejoría en la dinámica económica del país, lograrían que el desempleo juvenil disminuya y que muchos de nosotros no veamos como opción salir del país en búsqueda de oportunidades debido a que el nuestro no nos las provee.

Ante esto, es necesario la renovación política y esta es la razón, por la cual Colombia merece nuevos liderazgos.

@camilorubianobe

Publicado: julio 4 de 2017