Al ver el video completo de Petro con su compinche, el también exterrorista del M-19 Juan Carlos Montes, queda confirmado que aquella es una típica conversación de mafiosos, en la que se habla sobre la forma como se repartirá el botín.

Montes, a lo largo de la charla, narra las dificultades que tuvo para conseguir el dinero y le pide parte del mismo a Petro quien, sin mayor vergüenza le promete que si “logro conseguir financiación adicional, pues yo te paso algo” (minuto 13.06).

En el tire y afloje, Montes insiste en que se le entregue un porcentaje de la plata. Petro cede, pero indicando que le dará algo del dinero “adicional” que consiga. Montes no queda satisfecho con esa alternativa y le pregunta: “¿Y si no conseguimos más?”.

Para zanjar la discusión, Gustavo Petro le dice, refiriéndose al bulto de dinero que Montes le acababa de entregar, “de aquí no podría sino sacar 10 para ti”.

Ante la contundencia del video, Petro, tan vocinglero, altanero y desafiante ante sus enemigos, se ha escondido. No le ha dado la cara al país y no ha aclarado la situación.

Se ha limitado a decir que aquel es un dinero que le prestó el famoso arquitecto Simón Vélez, versión que no es cierta. LOS IRREVERENTES pudieron confirmar con una fuente cercana a Vélez que en efecto él sí le hizo un préstamo a Petro, pero para su campaña a la alcaldía de Bogotá en el año 2011 y el video fue grabado muchos años antes.

Igualmente, Vélez no entregó los recursos de la manera como aparece en el video y lo que es más grave: el arquitecto jamás recibió el pago de aquel préstamo. Un allegado al constructor le confirmó a este portal que una vez elegido como alcalde de Bogotá, Petro no volvió a contestar las llamadas de Vélez y, por supuesto, no le pagó el dinero que debía.

Por su parte, el abogado Abelardo De La Espriella quien en una columna en tiempo de campaña le formuló a Petro el siguiente interrogante “¿Puede usted asegurarle a la opinión pública que jamás recibió una alta suma de dinero en efectivo que dejó de reportar?”, anunció que lo denunciará ante el fiscal general de la nación por los delitos de concierto para delinquir, lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Igualmente, en criterio de De La Espriella, el video fue grabado en el año 2009 y el dinero provenía del capo del narcotráfico Daniel El Loco Barrera.

Este video pone en evidencia la atonía moral de Gustavo Petro, un sujeto ambicioso, despiadado, perfectamente corrupto, que ha hecho del discurso de la lucha contra las mafias una de sus banderas con las que lleva años enteros engatusando incautos.

La realidad es que él es igual o peor que las personas que son objeto de sus denuncias y señalamientos.

Hace unos días, el mafioso venezolano Diosdado Cabello, denunció que Petro había recibido dinero del dictador Nicolás Maduro. Vale preguntar entonces, si aquellos aportes también fueron en efectivo como tanto le gusta al exterrorista Petro.

@IrreverentesCol

Publicado: noviembre 29 de 2018