Con los vientos de agosto, comenzó la campaña electoral no solo en Colombia, elecciones regionales de octubre de Mitaca.

En Estados Unidos, la campaña presidencial donde 21 candidatos demócratas se pelean la opción de competir contra Donald Trump quien durante sus primeros cuatro años ha producido más de una sorpresa.

La primera de ellas, desde el punto de vista económico.

Trump, ha producido los mejores resultados hace décadas. Pleno empleo, baja de tasas de interés, stocks en su punto más alto. Cuando a los gringos les va bien económicamente, lo demás es irrelevante. A ellos, lo que les importa es producir riqueza, capitalismo puro, como lo hizo Trump mientras se encontraba en el sector privado.

Hablando de Trump, nadie comenta, la gran prensa, que este señor está trabajando gratis donando su sueldo, al que tiene derecho, a varias fundaciones.

La gran prensa norteamericana, a su vez, se encuentra sumida en una crisis de ética periodística, comenzando por CNN y Univisión, cuando Trump la fustiga con el tema de las fake news.

Con relación a Corea del Norte, Trump merecería un Nobel de paz.

Como a los noruegos solo les interesa extraer petróleo outre mer, más allá de sus mares, al mejor estilo de Juan Manuel Santos quien otorgó una serie de concesiones petroleras para hacer fracking en nuestros límites marítimos; a Trump no le entregarán ese nobel de paz por ser conservador; al igual que Ortega y Gasset en plena generación de los 36.

Mientras tanto, en los demócratas norteamericanos aparece un socialista, puro, Bernie Sanders, cuya bandera electoral consiste en generar impuestos altos a las grandes multinacionales norteamericanas quienes producen el pleno empleo.

Ante lo cual, Trump contestó que el socialismo no es una opción. Elegir a cualquiera de los candidatos demócratas progresistas en estos momentos, incluido Sanders,  representaría que los Estados Unidos se convirtieran en una Venezuela similar a la de Maduro.

El socialismo no es una moda. El socialismo es una doctrina política cuyo fin consiste en acabar con todo lo que se encuentra a su alrededor.

Lo fue, durante la época de los soviets, Mao, Chávez y socialismo bolivariano del siglo XXI, Maduro, Lula, Dilma, Evo y demás parásitos que se reproducen al por mayor como una plaga. Ni hablar de Ortega en Nicaragua, o Gustavo Petro en Bogotá. Ni hablar del Foro de Sao Pablo, con presencia de los senadores de las Farc.

El socialismo es una plaga similar al gorgojo. Cuando ustedes lo dejan entrar en la madera se reproduce con una rapidez inusitada de tal forma que en Colombia contamos con más de 13 movimientos socialistas hermanos de las Farc aspirando a diferentes alcaldías, gobernaciones, para las próximas elecciones regionales.

Sin contar, con el nepotismo de Gustavo Petro quien no contento con su brillante gestión durante su alcaldía de Bogotá, destituido por el entonces procurador Dr. Ordoñez, promueve a su hermano para la alcaldía de Cajicá, a su hijo para la gobernación del Atlántico, dicen que a su exseñora, ¿señora? a la gobernación de Sucre, si mal no estoy. En fin.

La gran prensa colombiana feliz. Solo se queja del supuesto nepotismo de Uribe con sus discretos hijos.

Hablando del Procurador, Ordoñez, quien sancionó de por vida a Andrés Felipe Arias; cómo para cuándo la sanción para las ministras impolutas por cuenta del tema de la Ruta del Sol, I, II, Conpes, señor procurador, en minúscula, Carrillo.

Por lo anterior, teniendo en cuenta que la campaña para la alcaldía de Bogotá va viento en popa, por tierra derecha como decía Julio Arastía, quisiera dejar la reflexión a los bogotanos con respecto a Claudia Nayibe y su foulard.

Ya, tuvimos la experiencia de Gustavo Petro. ¿Cómo por qué entregar el beneficio de la duda a Claudia Nayibe y su foulard?  Al igual que Sanders, el socialismo, progresismo del siglo XXI en cabeza de Claudia Nayibe y su foulard no es una opción. Por lo demás, Claudia Nayibe vive en uno de los barrios mas ricos de Bogotá. Al igual que Petro. Entonces, el socialismo es llevadero cuando se tienen unos tenis Adidas o unos zapatos Ferragamo.

Al igual, que López Obrador en México quien está recorriendo el mismo camino de Chávez.

Al igual que JMS, como buen jugador de póker que es, con una súper casa en Chelsea, barrio más tradicional de Londres.

Decía Margaret Tatcher: el socialismo es llevadero hasta cuándo se acaba con el dinero de los demás…

Decía Fidel Castro: ¡Venceremos!

Rafael Pardo, el fondo por la paz, ¡Por Dios!

Chao, Lin.

Puntilla: mientras tanto, el general Mejía de embajador en Australia, Salud Hernández. ¿El señor Prieto guarda silencio cómplice? La cámara de acusaciones, recordando a Heyne Mogollón de la Cruz. La JEP. ¿El ocaso de Germán Vargas? será otra columna de opinión.

@RaGomezMar

Publicado: agosto 6 de 2019