El fin de semana pasado el ex presidente César Gaviria arremetió contra Santos y expuso que se está haciendo politiquería desde el SENA.

Uno de los más fervientes escuderos de Juan Manuel Santos fue César Gaviria.  Se le recuerda por defender a capa y espada el proceso de paz y porque de manera grosera se dedicaba a atacar a todo aquel que discrepará con el Gobierno. En muchas ocasiones arremetió de manera vehemente contra las personas que se atrevieran a hacer cualquier crítica a Santos.

Teniendo en cuenta que estamos a pocos meses de las elecciones, Gaviria no tuvo problema en cambiar de manera radical su discurso para ganar votos. Partiendo de la base que la popularidad de Juan Manuel Santos es nula y que la gente tiene poca memoria es apenas normal que ciertos politiqueros no tengan problema en cambiar sus posiciones de acuerdo a sus conveniencias.

Politiqueros cínicos como Gaviria no tienen problema en quitarse la mascara cuando lo necesitan. Sin embargo él no es el único porque en época electoral el chavista Gustavo Petro critica el accionar de la dictadura venezolana que tanto admira y personas como Armando Benedetti dicen ser uribistas.

Las elecciones del 2018 son definitivas para el futuro del país y por esa razón resulta importante apoyar la coalición de centro derecha entre Ordóñez, Duque y Marta Lucía Ramírez. Un golpe duro y definitivo contra personajes cínicos como César Gaviria es que cualquiera de los candidatos anteriormente citados tengan éxito en su objetivo de alcanzar la presidencia de la república.

Es fundamental desenmascarar a personas como César Gaviria, Gustavo Petro o Armando Benedetti y recuperar el rumbo del país de semejantes politiqueros.

Colombia se define su futuro en el 2018 y es de vital importancia tener buena memoria.

@josecuellob

Publicado: enero 25 de 2018