Centro Democrático ha ganado espacios de poder claves para vencer en la lucha contra la corrupción. Desde el Ejecutivo el Presidente Duque ha impulsado iniciativas que permitirán combatir este flagelo. En el Legislativo contamos con el Presidente del Senado y en Cámara las Presidencias de la Comisión 1ra –reformas constitucionales, políticas y electorales–, Comisión de Acusaciones y Comisión de Vigilancia a los Organismos de Control (la cual presido).

Mientras que en los organismos de control –tanto políticos como electorales-, hemos hecho lo necesario para garantizar la presencia de personas idóneas en los cargos. Es así que el próximo cuatrienio marcará el inicio de una nueva era. 

Una era en la que funcionarios y ciudadanos empezaremos a trabajar de la mano por hacer del Estado un conjunto de instituciones confiables, eficientes y transparentes; así los cargos de elección popular serán ocupados por personas ejemplares, la meritocracia imperará y el conjunto de la sociedad se encargará del correcto funcionamiento de lo público a través de denuncias, veeduría y los mecanismos de participación política consagrados en la Constitución.

Por lo cual, la malversación de los recursos del PAE, los $50 billones de pesos que anualmente se “pierden” por corrupción y episodios lamentables como Odebrecht dejarán de repetirse. 

Esperamos que el Sr. Procurador General, el nuevo Contralor, la Fiscalía y los magistrados del CNE entre otros miembros de los organismos de control –como el Defensor-, continúen tomando acciones contra aquellos que se están extralimitando en sus funciones, como hizo el ex Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, cuando desató la crisis de las basuras.

Del mismo modo, desde el Congreso de la República buscaremos que los entes mencionados continúen cumpliendo con sus obligaciones y rindan informe sobre las acciones que a diario se toman contra aquellos que abusan de su poder, administran mal los recursos públicos o pasan por encima de los derechos de la ciudadanía.

Se vienen tiempos interesantes para el país y de nosotros dependerá garantizar el éxito de las medidas que se quieren tomar desde el Ejecutivo y el Legislativo. Esperamos que las demás colectividades políticas y ramas del poder público se unan a lo que clama la Nación. Una que exige austeridad, rectitud por parte de sus funcionaros y una mejor administración del erario. No defraudemos a Colombia, demostrémosle que el cambio se está gestando.

@ChriGarces

Publicado: septiembre 14 de 2018