En un operativo de gran trascendencia, liderado por la fiscalía general de la nación, las autoridades capturaron al hombre de confianza del corrupto senador Armando Benedetti Villaneda, Diego Mauricio Rayo, quien sería el enlace entre el parlamentario y la red de chuzadas ilegales.

Son muchas las evidencias que confirman que el cuestionado congresista recurrió a los servicios de esa red de chuzadas ilegales, contado con la asesoría y acompañamiento del español Eneko Laiz, un sujeto peligroso que está en la mira de las autoridades por sus actividades posiblemente ilegales, tal y como lo revelaron hace pocos días  LOS IRREVERENTES.

De acuerdo con los investigadores del caso de las chuzadas y con las confesiones y delaciones por parte de quienes se encuentran a buen recaudo de la justicia, Benedetti se valió de la red de chuzadas para perseguir al fiscal general de la nación, a su esposa, al prestigioso abogado Jaime Lombana y a su hijo menor de edad.

Lo que el ahora capturado Diego Mauricio Rayo resuelva confesarle a la justicia, será determinante para la investigación que contra Benedetti tendrá que iniciar la corte suprema de justicia.

Hasta el momento, los múltiples procesos contra Benedetti en la corte han dormido el sueño de los justos, pero al parecer los magistrados –colegas y compinches del cartel de la toga- se han dado cuenta que no pueden seguir encubriendo los delitos cometidos por ese peligroso senador.

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 30 de 2018