La Comisión de Acusaciones debe revisar todos los procesos contra Montealegre y los cuestionados Magistrados en los que intervino Moreno.

La Comisión de Acusaciones está en mora de investigar a Eduardo Montealegre, padrino de los corruptos Ex Magistrados Bustos y Ricaurte, traficante de puestos en la Fiscalía para familiares de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, entre ellos Gustavo Malo. Así mismo, Montealegre fue quien llevó al extraditable exfiscal Anticorrupción, Gustavo Moreno, al ente acusador. Quien posteriormente trabajó en la Comisión de Acusaciones de la Cámara e intervino en varios procesos contra Montealegre y sus socios, los cuestionados magistrados.

Hace más de dos años, el 13 de agosto de 2015, radiqué ante la Comisión de Investigación y Acusación una denuncia en contra del entonces Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre Lynett, por indignidad en el cargo. En ella solicité al ente acusador que investigara al señor Montealegre por los contratos de prestación de servicios suscritos con la firma de Natalia Marlene Lizarazo García más conocida como Natalia Springer Von Schwazenberg y por los contratos suscritos con cuatro (4) exmagistrados del Consejo de Estado, que habían votado favorablemente la ponencia en la que se determinó que el periodo de Montealegre en la Fiscalía era personal y no institucional. Gracias a lo cual recibieron millonarios contratos de la Fiscalía durante su administración, entre ellos el hoy Ministro de Justicia Enrique Gil, por 751 millones de pesos.

En la mencionada denuncia, puse en conocimiento de la Comisión de Acusaciones el “roscograma” de la justicia, a través del cual, algunos magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia -hoy involucrados en uno de los mayores escándalos de corrupción- vinculaban a sus familiares en la nómina de la Fiscalía de Eduardo Montealegre. Entre ellos, el exmagistrado José Leónidas Bustos Martínez y el hoy magistrado Gustavo Enrique Malo Fernández.

En ese sentido, solicité nuevamente al presidente de la Comisión que, en el marco de la investigación en contra del exfiscal Eduardo Montealegre, determine si el exfiscal buscó influir indebidamente en beneficio propio, a través de la suscripción de contratos con los referidos exmagistrados y  sus familiares. Así como establecer si hizo parte de la red de corrupción que presuntamente se tejió desde la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, teniendo en consideración que el exfiscal anticorrupción Luís Moreno, no sólo hizo parte de entramado ilegal para la recepción de sobornos y manipular procesos judiciales, sino que también tuvo un contrato en la Fiscalía de Eduardo Montealegre para realizar actuaciones ante la Corte Suprema de Justicia por una suma de 139 millones de pesos.

Así mismo, la Comisión debe determinar si Leonidas Bustos recibió dadivas por parte del Gobierno de Juan Manuel Santos y/o sobornos por parte de las Farc para desarrollar la tesis de la conexidad del narcotráfico con el delito político y para desestimar los computadores de alias ”Raúl Reyes” como prueba judicial, impidiendo que se conociera la verdad sobre la “farcpolítica” y garantizando amnistías e indultos para los narcotraficantes de esa organización.

Finalmente, la Comisión de Acusaciones debe revisar, con objetividad e imparcialidad, todos los procesos contra Montealegre y los cuestionados Magistrados en los que intervino Luis Gustavo Moreno, entre ellos la denuncia que interpuse el 13 de Agosto de 2015 y de la cual aún no tenemos noticias.

@SamuelHoyosM

Publicado: septiembre 22 de 2017