Gonzalo Guillén, que utiliza sus redes sociales para inventar todo tipo de teorías conspirativas, para fingir supuestos “complots” en su contra y para acriminar irresponsable y temerariamente al presidente Uribe, minutos después de que estallara la bomba en el Centro Andino se apresuró a hacer una sindicación claramente calumniosa.

En referencia a un comentario hecho por el congresista del uribismo, Álvaro Hernán Prada, Guillén escribió en su cuenta de Twitter que “este trino prueba que Álvaro Uribe Vélez es el principal sospechoso del atentado terrorista en el Andino”.

Ante semejante sindicación, el expresidente Uribe no puede quedarse con los brazos cruzados. Es hora de que el sujeto Guillén responda penalmente por su irresponsabilidad. Si tiene pruebas de que Uribe tuvo alguna participación en el hecho que cobró la vida de 3 mujeres indefensas –una de ellas de nacionalidad francesa-, que las exhiba de una vez por todas.

Dados los antecedentes del periodista, cuyo odio hacia el uribismo es evidente en cada una de sus esporádicas apariciones en los medios de comunicación, claramente estamos ante una sindicación carente de pruebas y sin sustento alguno, por lo que Guillén deberá hacer la respectiva retractación.

El periodista Guillén tiene todo el derecho de no compartir y de estar en desacuerdo con los postulados de Uribe y de su partido. Pero aquello no le concede licencia para convertirse en un sicario moral que enlode el honor del expresidente desde los limitados espacios con los que aún cuenta.

En diálogo con LOS IRREVERENTES, el congresista Álvaro Hernán Prada se refirió al señalamiento de Guillén: “Solo un enfermo mental, lleno de odio, o una persona bajo efectos de droga o alcohol es capaz de afirmar semejante barbaridad. La reacción de ese sujeto se dio a una crítica que hicimos varios miembros del Centro Democrático a raíz del hecho criminal, terrorista en el Centro Andino. En los últimos días ha venido haciendo carrera algo que es muy preocupante: no se puede opinar cuando hay víctimas del terrorismo. Estoy de acuerdo que se respalde al gobierno cuando hay actos de terrorismo. Pero en este caso es distinto, porque el de Santos, es un gobierno que ha incentivado al terrorismo”.

Periodistas que tienen malquerencias contra el presidente Uribe, hay muchos. Ejemplo es el director de El Espectador, Fidel Cano, quien por un asunto puramente personal ha puesto la páginas del periódico más antiguo de Colombia al servicio del antiuribismo, llegando al extremo de pagar pauta en la red social Facebook para aumentar la difusión de columnas que lesionan el buen nombre de Álvaro Uribe. A pesar de ello, Cano jamás ha llegado tan lejos como Guillén, quien sin prueba alguna tiende un manto de sospecha contra el presidente Uribe, frente a una vil acción como la bomba detonada en el Centro Andino.

Causa extrañeza que aquellos que son tan generosos con las Farc y que no ocultan su simpatía por aquella banda terrorista, sean, paralelamente, tan irresponsables a la hora de señalar al jefe de la oposición democrática de Colombia. Por el respeto que merecen las víctimas del atentado terrorista del Centro Andino, esa acción demencial no puede ser utilizada como herramienta para hacer politiquería barata

Nadie puede dudar quiénes son los responsables de ese acto de barbarie y que éste ocurrió gracias a la laxitud del gobierno Santos frente al terrorismo (Al respecto, lo invitamos a leer “Consecuencias de la impunidad”).

Insinuar siquiera que el jefe de la oposición es responsable de esa acción, además de temerario, es una bellaquería que al final del día termina encubriendo a los verdaderos responsables de la misma.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 20 de 2017