Lamentamos de corazón la muerte del ministro Holmes Trujillo, un gran hombre que pierde la patria en difíciles momentos, que el Señor lo tenga en su gloria.

Esta es mi visión sobre la audiencia de revocatoria del alcalde de Medellín. El comportamiento del CNE no fue transparente, fue una emboscada:

  1. Se fijaron tiempos incoherentes 40 minutos para el alcalde y 10 minutos para el vocero de la revocatoria.
  2. Se citó a inscripciones para quienes quisieran participar con fijación de un tiempo de 3 minutos para cada uno.
  3. A última hora se decidió otorgar al vocero de la revocatoria el mismo tiempo que al alcalde; pero se excluyó la participación de los inscritos. Esto obligó al vocero a modificar en un tiempo apremiante su intervención y dejó por fuera pruebas y argumentos de los primeros diez inscritos.
  4. Fijaron un lugar no neutral para la audiencia, las instalaciones de la Alcaldía de Medellín, lo que permitió al alcalde preparar a su amaño el escenario, los medios visuales, y ensayar su intervención. Se pretendía que la audiencia fuese en los salones del Concejo u otro espacio neutral.
  5. Se emplearon 45 minutos en explicar ‘los protocolos’ tiempo no solamente innecesario pues estaban en la citación de la audiencia, sino utilizado como justificación a la exclusión de las intervenciones de los inscritos.

La exposición del vocero de la revocatoria muy buena, argumentada, clara, bien empleado el tiempo, expuso con decencia las fallas del alcalde su transfuguismo, el nepotismo, los cargos burocráticos innecesarios, el peligro en que puso a EPM, la ruta N, el Buen Comienzo, la adjudicación sin suficiente transparencia de contratos, la ‘importación’ de funcionarios de otras ciudades sin arraigo a la ciudad para posiciones clave, sus ataques soterrados a gremios y empresarios, la mermelada a concejales.

El alcalde hizo una exposición sin ayuda escrita, vendedora a la juventud donde tiene la mayor parte de su respaldo, alegre y reposada, bien hilvanada, haciéndose el mártir de la pobreza, aunque destacó logros, estuvo más llena de promesas y planes futuros que de realizaciones; pero bien enfocada al público objetivo que quiere convencer lo que en gran parte logró. Jugar de local le dio enormes ventajas, los magistrados estaban en su sede, ‘Pinturita’ era el anfitrión, el escenario bien logrado, su vestimenta escogida para lo que buscaba, sus actuaciones también, y, como tuvo tiempo de sobra para ensayar y preparase en su cancha, le fue bien. Culebrero y populista, no cabe duda, de eso se trataba, así ganó la alcaldía. “A Dios lo que es de Dios, al César lo que es del César”.

El Rincón de Dios

“Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes y a que pidas lo que no puedes”. San Agustín

@rafuribe

Publicado: enero 28 de 2021