La orden de captura que acaba de emitir la Fiscalía General de la nación en contra del capo del narcotráfico y cabecilla de las Farc, alias Iván Márquez para que responda por la participación de la banda terrorista que él lidera en el magnicidio del dirigente conservador, Álvaro Gómez Hurtado, es la prueba de que la investigación de ese caso está más viva que nunca.

Equivocadamente, se ha creído que el hecho de vincular a las Farc en el crimen sepulta otras teorías que a lo largo de los años se ha vendido trabajando, específicamente el de la participación decidida del denominado cartel del norte del Valle.

LOS IRREVERENTES pudieron establecer que para los investigadores de la Fiscalía, en el crimen del doctor Gómez hubo una conjunción de estructuras, en la que la mafia diseñó el plan criminal, el cual fue ejecutado por las Farc, tal y como los miembros de ese grupo han reconocido públicamente.

La pregunta que sigue sin ser esclarecida tiene relación con la participación de importantes miembros del gobierno de Ernesto Samper en el crimen.

Entre las abundantes pruebas que hacen parte del expediente, están los testimonios de miembros del cartel que confirman que, a través de Ignacio Londoño alias Nacho, el gobierno de Samper le pidió al capo de capos, Orlando Henao, la ejecución del asesinato de Gómez Hurtado.

Esa tesis, ha sido sustentada a lo largo de los años por el sobrino del dirigente y abogado de la familia, el doctor Enrique Gómez Martínez.

Para la fiscalía colombiana tiene todo mucho sentido la asociación de distintas estructuras delincuenciales para sacar del camino al jefe conservador que, para la época, era el principal opositor del gobierno de Samper y, también, el vocero máximo de la lucha contra el narcotráfico, impulsando decididamente la necesidad de adelantar una reforma constitucional que reestableciera la extradición.

Efectivamente, las Farc misteriosamente salieron a decir, de la noche a la mañana, que ellos asesinaron al doctor Gómez. Tendrán que mostrar las pruebas que sustenten su confesión. Mientras tanto, la fiscalía ha hecho lo que corresponde, ordenando la detención inmediata de uno de los que fuera miembro del denominado “secretariado” de ese grupo narcoterrorista.

Igual, la investigación continúa y, según se ha podido saber, en las próximas semanas se tomará una decisión trascendental respecto de algunos agentes del Estado que están íntimamente vinculados con ese crimen.

Todo indica que la impunidad en ese crimen de lesa humanidad, está llegando a su fin.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 9 de 2021