En días pasados, se radicó en el Congreso de la República un proyecto de ley para la Atención Integral del Sobrepeso y la Obesidad. Esta iniciativa de la representante a la cámara uribista Margarita Restrepo, es una de las más importantes que se han presentado, en cuanto a salud se refiere, en los últimos meses.

La obesidad, es una de las enfermedades más frecuentes en Colombia. Cerca del 20,3% de los colombianos sufre de obesidad. De ella se desprenden otras enfermedades como son la Diabetes Mellitus tipo II, la Hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, entre otras, que demandan un millonario gasto para el Sistema General de Seguridad Social en Salud y que en su gran mayoría son completamente prevenibles.

Desde el Ministerio de Salud, se han establecido lineamientos para la promoción de medidas que estimulen la actividad física, al igual que en el Distrito Capital, como fue la Política Pública de Deporte, Recreación y Actividad Física para Bogotá 2009-2019. Sin embargo, Colombia es el segundo país en el mundo con más sedentarismo, según datos de la OMS y los planes que se han propuesto no se han implementado como se esperaba. Cerca del 25% de jóvenes entre los 10 y 19 años realizan algún tipo de actividad física, el resto son sedentarios, siendo más frecuente este en las mujeres.

Es de vital importancia que lo enmarcado en este proyecto de ley se pueda ejecutar, principalmente desde la educación primaria. Como se ha expuesto en anteriores entregas, LOS IRREVERENTES han hecho saber la necesidad de que médicos recién graduados puedan hacer su servicio social obligatorio en colegios, estrategia que sería muy efectiva en el mediano y largo plazo con el fin de abordar temas no solo de la adecuada alimentación, cuidado metabólico y bases de medicina del deporte, sino también otros temas como la Salud Sexual y Reproductiva que tantas dudas ha generado en los ciudadanos.

Colombia tiene que tomar referencias de otros países que tienen tasas de obesidad menos elevadas. Por ejemplo, aunque Estado Unidos tiene problemas de sobrepeso y obesidad en sus habitantes, de no ser por la medidas de estímulo al deporte de alto rendimiento, muy posiblemente el problema en ese país estaría desbordado.

El tema de los impuestos a las bebidas azucaradas pudiera ser una barrera, pero sabemos que la obesidad tiene un origen multifactorial, y si ese es el objetivo de poner un impuesto del 20% a las mismas, tendría que pensarse en hacer lo mismo con muchos otros alimentos que generan un alto consumo de calorías en la población.

Estimular al deporte, no solo como actividad física casual, sino como una actividad que pueda verse como un estilo de vida, puede ser la clave para el control del sobrepeso y la obesidad. Se estima que más de 5 millones de muertes al año a nivel mundial son por causa del sedentarismo, de tal forma que se hace necesario dentro de este proyecto enfatizar aún más sobre la necesidad de tener políticas públicas efectivas para promover la actividad física, además de lo que enuncia en promover una alimentación adecuada en diferentes ambientes en los que se desenvuelve el individuo para contrarrestar los efectos del sobrepeso y la obesidad.

@IrreverentesCol