A lo largo del año que cumpliré a finales de mes como columnista, he dicho de forma reiterativa que, a partir de enero de 2020, desde la Gobernación del Magdalena se activó un perverso plan para hostigar, agredir y perseguir a quienes ejercemos el derecho a la oposición política.

He demostrado hasta el cansancio, que Carlos Caicedo, el cabecilla principal de la Banda Caicedo; usa el multimillonario presupuesto de la Administración Departamental para darle rienda suelta a un sistemático proceso de ‘sicariato digital’ y matoneo en redes sociales.

No me sorprende, y por el contrario, elogio el riguroso trabajo de investigación digital adelantado por Santiago Ángel, quien como dice en su perfil profesional, es un periodista de investigación en temas de largo aliento, y experto en verificación de datos y análisis de fakenews.

Santiago Ángel demostró a través de un hilo trinado en su cuenta personal, que Carlos Caicedo, el principal instigador de la Banda Caicedo; tiene contratada una estrategia de marketing en redes sociales que incluye la compra de trinos de opinadores difundidos por cuentas falsas.

El análisis de Santiago Ángel deja muy claro que desde la Gobernación del Magdalena hay una evidente manipulación de las redes sociales con el propósito de esparcir memes, personajes trolls viralizadores, noticias falsas, posicionar tendencias, propiciar y amplificar ataques.

Según la investigación, el ‘modus operandi’ de Carlos Caicedo, autor intelectual a la sombra de este plan de asedio virtual, se hace operativo a través del portal digital https://ladob.info donde hay cientos de publicaciones con ataques contra quienes él considera enemigos personales.

La website https://ladob.info es propiedad de la firma BrandMen, cuyo representante legal es Daniel Vivas Barandica. En dicho portal no solo se ataca con furia a quien contradiga al cabecilla de la Banda Caicedo, además difunden contenidos dedicados exclusivamente a su defensa.

Todo lo que publica https://ladob.info es amplificado por un descomunal sistema de cuentas falsas en redes sociales de la empresa BrandMen. Todo este entramado de victimarios y mercenarios digitales se paga con plata pública que los órganos de control no tienen en su lupa.

@LuisMiguelCotes

Publicado: septiembre 9 de 2021