Cada día que transcurre y sin prisa y sin pausa, la situación social y económica se agrava. Al momento de escribir estas letras, los fallecidos en el mundo ya son más de 315.000 y en Colombia de 550, y no se advierte que esté cercano el punto de inflexión de la curva de contagio y en consecuencia de muerte por el virus.

Aparte del dolor humano que nos asola, la situación económica cada minuto se torna más delicada, agobiante e incierta, y es previsible y predecible que se seguirá agudizando por la falta de ingresos corrientes de muchos y por los altos niveles de endeudamiento que tiene la población colombiana sin distingo de estratos sociales

Todos los sectores de la economía se han visto afectados, salvo el financiero, que antes en contrario, ha aumentado y seguirá aumentando sus jugosas utilidades gracias al diferimiento en el pago de los créditos y de las abusivas tasas de interés y costos que siguen cobrando con la tolerancia complaciente del Estado.

Es incomprensible e inaceptable que, en medio de semejante contingencia, los bancos sigan vejando y abusando el mercado, y que la Junta Directiva del Banco de la República, el Gobierno y el Congreso no hayan tomado decisiones y adoptado acciones para frenar este despropósito, o al menos, hayan atendido y estudiado la propuesta que por intermedio de la Academia Colombiana de Jurisprudencia me permití formular para modificar la metodología para establecer las tasas de interés en Colombia.

Contrario a la arrogante indolencia y sordera de las autoridades, el sector social, empresarial y académico ha acogido y respaldado la propuesta, y manifestado su apoyo. Prueba de ello son las expresiones de respaldo al documento que me permití presentar, en el cual jurídicamente propongo, fundamento y sustento la propuesta.

Ver El Gobierno tiene la palabra

De igual manera da testimonio de ese masivo respaldo nacional e internacional, las más de 87.000 reproducciones que ha tenido el video que resume la propuesta, así como los miles de mensajes de apoyo recibidos.

Ver Los bancos al banquillo

Los únicos que se han opuesto a la propuesta, son los bancos y dos conocidos asesores jurídicos de bancos, qué por mínima ética y moral, debieron haberse declarado impedidos por conflicto de intereses.

Ojalá nos mantengamos firmes y unidos en la propuesta, y presionemos a la Junta Directiva del Banco de la República, al Gobierno y al Congreso para que aboquen y afronten el tema.

Si alguien no ha leído mi propuesta, puede ver un resumen de ella en el siguiente video en Youtube, y si está de acuerdo, le sugiero que lo reproduzca.

Cada día que pasa, la situación social y económica se oscurece, el endeudamiento nacional aumenta, y los abusos y las espurias utilidades de los bancos crecen a niveles siderales.

¡No más abusos de los bancos!

@RRJARABA

Publicado: mayo 18 de 2020

© 2020. Todos los Derecho Reservados. Rafael Rodríguez-Jaraba. Abogado Esp. Mg. Consultor, Asesor y Litigante. Conjuez. Árbitro. Conciliador. Profesor Universitario de Derecho Corporativo y Financiero. Miembro de la Academia Colombiana de Jurisprudencia.