Con el anuncio del presidente Uribe en el sentido de que hará campaña nacional por el NO en el plebiscito, paralelamente empezaron a acomodarse las fuerzas políticas al interior del Centro Democrático con miras a la campaña presidencial de 2018.

Muchos daban por descontado que el excandidato Óscar Iván Zuluaga tendría despejado el camino para las próximas elecciones presidenciales, pero con el paso de los días su panorama es menos claro.

El escándalo del “hacker”, que obligó a que su mano derecha, consejero y guía espiritual, Luis Alfonso Hoyos saliera del país se ha convertido en un lastre muy pesado para la aspiración de Zuluaga, quien durante casi 5 meses también estuvo por fuera de Colombia por el temor de que el exvicefiscal Perdomo actuara en contra suya.

Algunos de los hoy parlamentarios que en 2014 eran fervorosos promotores de la aspiración zuluaguista, al extremo de haber participado a su lado en la cuestionada convención que condujo a su aclamación como candidato, ahora no tienen mucha disposición para alzarle la mano.

Una importante senadora del Centro Democrático le dijo a LOS IRREVERENTES que una nueva candidatura de Zuluaga, “significará una nueva derrota. Él es el único que se cree el cuento de que es el ‘dueño’ de 7 millones de votos. Zuluaga no es elegible y me opondré con toda la vehemencia a que nos lo vuelvan a imponer”.

Para darles igualdad de garantías a los precandidatos, el presidente Uribe los designó como coordinadores políticos en la campaña por el NO en el plebiscito. A partir de ahora, Carlos Holmes Trujillo, Iván Duque y Zuluaga recorrerán al país defendiendo y explicando las razones por las que hay que votar negativamente el plebiscito con el que el gobierno pretender legitimar los acuerdos con la organización terrorista Farc.

Carlos Holmes Trujillo, que ha mostrado ser un dirigente disciplinado y respetuoso de las decisiones del partido, fue el primero en lanzarse al agua. Hace dos meses, precisamente a través de una entrevista con LOS IRREVERENTES, anunció su aspiración (puede leer: “Estoy listo para ser el próximo presidente”). Tiene a su favor una importante hoja de vida. Ha sido dos veces ministro y embajador de Colombia en varios países. Así mismo, fue alcalde de Cali y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente. Es un candidato con estructura y sea cual sea el resultado del proceso de selección del aspirante oficial del Centro Democrático, Carlos Holmes será un protagonista de primer nivel.

El otro aspirante es Iván Duque. A pesar de ser nuevo en la política electoral, ha demostrado con creces ser una persona preparada, juiciosa, con capacidad de trabajo y, sobre todo, muchas ganas de quedarse con la candidatura presidencial del uribismo.

Poco a poco ha ido consolidando un grupo de apoyo en la bancada del Senado y se estima que, para el arranque, contaría con el respaldo de 8 senadores y 5 representantes a la Cámara, es decir la tercera parte de los congresistas del uribismo estrían decididos a respaldar su nombre.

A través de su cuenta de twitter, LOS IRREVERENTES realizaron un sondeo entre sus seguidores, preguntándoles cuál de los 3 (Trujillo, Duque y Zuluaga) debía ser el candidato del partido. Participaron 1630 personas y el 61% votó por Duque, el 20% por Trujillo y el 19% por Zuluaga.

 

FullSizeRender 2

 

A los políticos, en tiempos electorales, se les mide no por sus discursos y proclamas, sino por su capacidad para conseguir votos. La campaña por el NO en el plebiscito será la prueba de fuego para los aspirantes del uribismo. Allí, en el terreno, en los pueblos, se les medirá y aquel que sea más carismático, que mejor conecte con la comunidad será quien, al fin de cuentas, reciba la bendición de Uribe para ser la persona que busque la presidencia de la República en 2018. Lo cierto, por ahora, es que Oscar Iván Zuluaga, que daba por descontado que su candidatura estaba garantizada, no la tiene fácil pues le salieron dos rivales que lo superan en muchos aspectos.

@IrreverentesCol