Hace poco, se conocieron unos audios que demuestran lo que todos sospechaban: los manejos oscuros y corruptos que la fiscalía general de la nación dio a múltiples investigaciones, durante la cuestionada administración de Eduardo Montealegre y Jorge Fernando Perdomo.

Los procesos fueron llevados con criterios opuestos a la correcta e impecable administración de justicia. No fueron pocos los fiscales de la era Montealegre que se valieron de su función para enriquecerse fabulosamente.

Dentro del llamado –Carrusel de la contratación de Bogotá– el pasado 2 de octubre el juzgado 36 penal del circuito de Bogotá, dictó sentencia absolutoria en favor del exconcejal José Juan Rodríguez Rico. 

En la providencia, el Juez remitió copia de las declaraciones rendidas por los testigos, para que la Fiscalía General de la Nación los investigue por falso testimonio y fraude procesal. Lo paradójico de esta compulsa, es que se hace sobre los declarantes que presentados como, testigos estrella de la fiscalía, resultaron ser unos mentirosos profesionales.

Con esta decisión ha quedado plenamente demostrado que los subalternos del entonces Vicefiscal Perdomo, el cuestionado Juan Vicente Valbuena -que salió de la Fiscalía en medio de múltiples cuestionamientos- y Jaime Alfonso Zetien, se encargaron de reclutar a una cuadrilla de delincuentes, bajo el amparo de la llamada colaboración a través de acuerdos y preacuerdos. Instrumentos totalmente beneficiosos para los delincuentes, pero nefastos para la credibilidad de la Fiscalía ante los jueces. 

Desde septiembre de 2017, luego de que Valbuena saliera de la Fiscalía por la puerta de atrás, LOS IRREVERENTES revelaron detalles de la manera como ese individuo -que pertenecía al círculo íntimo de Perdomo- montó un negocio en el marco de la investigación del ‘Carrusel de la Contratación’.

Lea en LOS IRREVERENTES

Sí hubo soborno y Testigos de profesión

Volviendo al demoledor fallo en favor del exconcejal Rodríguez, en el mismo se lee que “… para el juzgado es inaceptable que la Fiscalía General de la Nación haya presentado unos testigos con una supuesta versión de los hechos, sin dar cuenta de las múltiples contradicciones o contrariedades en las que habían incurrido previamente, con ocasión de las declaraciones ante otras autoridades. El delegado de la Fiscalía podía haber auscultado, desde el interrogatorio, la razón de esos cambios y ofrecer una explicación razonable para haberle mentido a la Procuraduría General de la Nación y a la Corte Suprema de Justicia”.

Está perfectamente probado que la entrega de privilegios y ventajas a los criminales fue un pernicioso hábito de Valbuena y Zetien, lo que significó una burla a la justicia y un atentado contra la presunción de inocencia y la libertad de muchos que, sin tener responsabilidad en este escandaloso episodio, fueron carne de cañón para cubrir a los verdaderos responsables. Abundan los ejemplos de las arbitrariedades cometidas por Valbuena y su subalterno. Uno de ellos, el del montaje que le hicieron al concejal conservador Omar Mejía Báez a quien convirtieron en una suerte de ‘chivo expiatorio’ para descargar en él las culpas de unos criminales con los que los fiscales hicieron jugosas negociaciones. 

El Cartel de testigos montado por Valbuena y Zetien está conformado por unos bandidos de la talla de Inocencio Meléndez, Emilio Tapia, Juan Carlos Aldana -primo de Emilio Tapia-, Manuel Sánchez, Julio Gómez, Federico Gaviria delincuente al servicio de Odebrecht- y Héctor Zambrano -cerebro de multimillonarios desfalcos a la salud en compañía de Carlos Palacino, socio y compinche de Montealegre-. 

Zambrano, precisamente, en una de sus declaraciones confesó que, a través de Emilio Tapia, los fiscales de confianza de Montealegre -Valbuena y Zetien- le fueron pedidos $500 millones de pesos. Misteriosamente, esa confesión jamás fue investigada. Al contrario: Zambrano fue cooptado por los investigadores que, a su vez, lo convirtieron en miembro de su propio cartel de testigos falsos testigos. 

No estaría de más que el fiscal general, Francisco Barbosa tuviera oportunidad de conocer los detalles sobre el proceder de Valbuena y Zetien en los falsos testimonios que estos delincuentes presentaron y continúan presentado ante los Jueces de la República. 

@IrreverentesCol

Publicado: noviembre 11 de 2020