La Corte Constitucional convirtió los delitos de violación, el abuso sexual de menores y el aborto, cometidos por las Farc, en una anécdota. El magistrado Lizarazo así lo aclara: “Las sanciones no se imponen en relación con la naturaleza del delito, se imponen en relación con el grado de reconocimiento de verdad y responsabilidad, de reparación de las víctimas y de garantía de no repetición. No dependen de la naturaleza y el tipo de delito”.

Como me he vuelto preguntón, sería bueno que los juristas amigos me expliquen: ¿La violación y el abuso sexual a menores y el aborto forzado serán delitos conexos como los del secuestro y el narcotráfico? ¿Quien determinará si hubo reconocimiento de la verdad y responsabilidad, la JEP, o el padre De Roux para darles la absolución? ¿El castigo por estos delitos será dictar clases en la escuela primaria? ¿Como serán reparadas las víctimas si las Farc “no tienen plata”, con una palmadita en la espalda? ¿A que responsabilidad se refiere Lizarazo? porque las Farc nunca la han reconocido. ¿Garantizarán la no repetición ‘Iván Márquez’, ‘el Paisa’, ‘Romaña’, o ‘Jesús Santrich’? ¿Que pensarán las integrantes de la Rosa Blanca de esta cachetada?

Y agrego esta pregunta de mi amigo José Alvear, “si mediante una simple resolución, el Congreso puede poner en vigencia lo que el pueblo rechazó en un plebiscito, ¿por qué no pueden las Cámaras modificar una ley sobre la JEP y fijar penas para los delitos?”

Pero además será la JEP, más torcida que cola de marrano, la que determinará quién y cuando se podrá extraditar un delincuente que haya seguido con sus fechorías después de la firma de los acuerdos. ¡Se salvó Santrich!

***

El domingo 26 de agosto me quedaré en casa, por primera vez en mi vida me niego a votar, no regalaré mi voto a un estropicio. Si usted quiere mirar un análisis serio, lea esta columna de mi buen amigo Jesús Vallejo Mejía, ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, cuyos argumentos, al menos a mi, me convencen:

***

Leo con preocupación en la página de la presidencia de la República que Duque respetará la erradicación voluntaria de los cultivos ilícitos, aunque aclara que con resultados. Sigo sin creer en la viabilidad de este esquema impuesto por las Farc en La Habana, pero un buen abogado me aclara que debe hacerlo por estar incorporado el NAF en la Constitución y que, mientras esta legalmente no se modifique, toca cumplirla. La reforma ya cursa en el Congreso, ojalá la sensatez se imponga. Lo que si opino es que los cultivos en áreas de la disidencia no deben estar cobijadas por esta obligación.

***

No se de que nos extrañamos por la salida de Santos sin solicitar el obligatorio permiso del Congreso. Después de pasarse por la faja el resultado de un Plebiscito su partida furtiva es menuda.

El rincón de Dios

“A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente. / De fijarte una meta y tener que seguir otra. / De huir de una prueba y tener que encararla. / De planear un vuelo y tener que recortarlo. / De aspirar y no poder. / De querer y no saber. De avanzar y no llegar. / A eso no le llames castigo, llámale enseñanza.”

@rafuribe

Publicado: agosto 24 de 2018