Han pasado 25 años desde el asesinato del dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado y la justicia no ha podido o querido castigar a los responsables de ese crimen que conmovió a la nación colombiana. 

Los autores intelectuales del magnicidio le apostaron a la prescripción, pero la fiscalía general de la nación, bajo la dirección de Néstor Humberto Martínez tomó la decisión de declarar que aquel fue un crimen de lesa humanidad. 

Uno de los firmes propósitos del fiscal Francisco Barbosa es el de ponerle punto final a la impunidad. Por eso, le entregó el expediente a una de las mejores fiscales de Colombia, Elba Beatriz Silva, quien se desempeña como delegada ante la Corte Suprema de Justicia.

En este especial de LOS IRREVERENTES, dividido en 4 entregas, se hace un recorrido histórico del caso Gómez Hurtado. 

Reviva algunos detalles de la historia de la financiación de la campaña de Ernesto Samper Pizano con dineros de la mafia, recursos que impulsaron y facilitaron su elección como presidente de la República en 1994.  (haga click en la imagen)

Estos fueron algunos de los momentos más importantes del denominado Proceso 8000 y la posición política que al comienzo de ese escándalo adoptó el doctor Álvaro Gómez, frente al gobierno de Ernesto Samper Pizano. (haga click en la imagen)

El tercer capítulo, hace referencia al momento de inflexión en la actitud de Gómez Hurtado respecto de las administración de Samper, luego que del país conociera la indagatoria de Santiago Medina, en la que quien fuera el tesorero de la campaña samperista revelara con lujo de detalles cómo se planificó y ejecutó el ingreso de los dineros de la mafia. Álvaro Gómez asume el liderazgo de la oposición al gobierno y es asesinado el 2 de noviembre de 1995. (haga click en la imagen)

La cuarta y última entrega se concentra en la operación criminal que fue montada desde la fiscalía general de la nación para desviar la atención de la justicia, adoptando teorías inverosímiles para facilitar la impunidad. Con el testimonio de falsos testigos, militares inocentes fueron judicializaos y encarcelados injustamente. Alfonso Gómez Méndez fue el encargado de proteger a Samper y Serpa impulsando una investigación falsa que partía de la base de un supuesto golpe de Estado en el que se pretendió involucrar a Álvaro Gómez Hurtado (haga click en la imagen)

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 6 de 2020