Hace un año, la firma Promigas empezó la implementación de un “código de conducta” con el fin de identificar las causas de las irregularidades que se han presentado en las empresas Surtigas y Gases de Occidente, compañías que hacen parte de Promigas, grupo que preside el polémico empresario barranquillero, Antonio Celia.

Desde que comenzó el proceso de revisión, se desató una cadena de despidos y cancelaciones de órdenes de prestación de servicios profesionales. Invocando justa causa, empleados con muchos años en las empresas, han sido inclementemente botadas, con lo que se ha evitado el pago de indemnizaciones.

Aquello ha desatado una cascada de demandas laborales, pues los empleados perjudicados alegan que ellos están siendo utilizados como “conejillos de indias” para desviar las verdaderas irregularidades contractuales y los conflictos de interés de los directivos de Promigas.

Las demandas, además de ser laborales, han llegado a la fiscalía. Uno de los contratistas de Promigas a quien le cancelaron injustamente los contratos, causándole un grave perjuicio económico, llevó el caso a la fiscalía, ente que luego de hacer un minucioso estudio de la denuncia, resolvió citar a interrogatorio al señor Rodolfo Anaya quien funge como vicepresidente de Promigas, para que responda por el delito de constreñimiento ilegal, tal y como se lee en la citación que fue radicada en las oficinas de Surtigas el pasado viernes 12 de enero.

Citación de la Fiscalía contra el vicepresidente de Promigas, Rodolfo Anaya

La citación estaba prevista para el pasado 19 de enero e indica que algo está pasando en la poderosa empresa que Antonio Celia maneja con mano de hierro.

Una cosa son las controversias laborales, propias de todas las organizaciones, en las que los empleados o exempleados acuden a los jueces laborales para reclamar el cumplimiento de ciertas obligaciones, pero otra es que se esté presentando la intervención de la fiscalía general de la nación, citando a nadie menos que al vicepresidente de Promigas Rodolfo Anaya, para que acuda, “acompañado por un abogado de confianza”, a responder los interrogantes que tiene la justicia.

@IrreverentesCol

Publicado: enero 23 de 2018