A través de su cuenta de Twitter, el polémico abogado del cuestionado candidato petrista a la alcaldía de Bogotá, Hollman Morris, hizo una serie de comentarios respecto del proceso de divorcio del señalado abusador de mujeres, con la señora Patricia Casas. 

En dos de sus trinos, el abogado Luis Eduardo Leiva hizo revelaciones que despiertan toda suerte de suspicacias, pues los datos y las cifras no cuadran y obligan a que las autoridades judiciales emprendan, de oficio, las investigaciones correspondientes. 

Según el defensor de Hollman Morris, su representado “…cubría gastos x más de $16.000.000 para alimentos de sus hij@s y esposa, parte en efectivo y los demás gastos del hogar d diversa índole”.

A comienzos de este año, el país se escandalizó con las aberrantes imágenes de Gustavo Petro -jefe político y mentor de Hollman Morris- recibiendo gruesos fajos de dinero. Urge determinar el origen del efectivo que el propio abogado confiesa que su cliente le entregaba a su esposa. ¿Esa plata fue incluida en la declaración de ingresos de Morris? ¿Por qué el concejal maneja, como Petro, dinero en efectivo? 

En otro trino, el abogado Leiva hizo otra revelación con la que el panorama se enrarece aún más. Según él, la “Sra Casas Presentó una demanda en otro juzgado solicitando algo más de $21.000.000 la cual desbordaba en mucho la capacidad de ingresos del Sr Morris, quien solo devengaba cerca de $20.000.000…”.

Si Morris le entregaba a su familia $16 de los $20 millones de pesos que recibía por concepto de honorarios como concejal de la ciudad de Bogotá, ¿él sobrevive con sólo $4 millones de pesos al mes? 

Es evidente que las cifras reveladas no son en absoluto esclarecedoras, razón por la que se hace necesario que las autoridades hagan una investigación minuciosa del patrimonio del activista del petrismo que, además de tener líos con su exesposa y sus hijos, ha sido denunciado por mujeres de la extrema izquierda, como María Antonia García, por abuso y acoso. 

Petro y Morris

Como todas las cosas que rodean a la izquierda, los números presentados por el abogado de Hollman Morris son contradictorios y turbios. No es en absoluto tranquilizante saber por boca del propio abogado del aspirante petrista a la alcaldía de Bogotá, que ese sujeto maneja dinero en efectivo, sin aclarar el origen del mismo, pues por su condición de servidor público, el único emolumento que puede recibir el señor Morris, es el que se deriva de su gestión como concejal de la capital colombiana, salvo que tenga alguna empresa o negocio en el que sus finanzas sean manejadas única y exclusivamente con plata contante y sonante. 

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 24 de 2019