El montaje contra el expresidente Uribe abunda de detalles burdos. Como se ha dicho hasta la saciedad, no existe una sola prueba en su contra y el proceso está erigido sobre el testimonio discordante de supuestos desmovilizados de las autodefensas que fueron debidamente sobornados por el senador comunista y aliado de las Farc, Iván Cepeda Castro, jefe indiscutible del cartel de falsos testigos que opera en Colombia.

Los testimonios contra el presidente Uribe, son contradictorios, abundantes en datos inconexos y carentes de detalles que permitan siquiera inferir que el expresidente tiene un mínimo de culpabilidad. 

El obrar del presidente Uribe ha sido transparente y pulcro, motivo por el que Cepeda, que lleva más de 10 años buscando falsos testigos en las cárceles de Colombia y los Estados Unidos, tuvo que recurrir a matones de poca monta para que se prestaran a repetir el libreto que él les preparó.

Abundan las pruebas que confirman, puntualmente, que Iván Cepeda direccionó los falsos testimonios de dos delincuentes: Ramiro de Jesús Henao Aguilar y Gabriel Muños Ramírez. En su momento, la Procuraduría General de la Nación, formuló pliego de cargos en contra de Cepeda, por esos hechos. 

Hace pocas semanas, LOS IRREVERENTESrevelaron el testimonio de un desmovilizado de las AUC que aseveró que Iván Cepeda le ofreció asilo político a cambio de que declarara contra el presidente Uribe. 

Se trata de Elmo José Mármol Torregroza. Su confesión -que ya está en poder de la corte suprema de justicia-, resulta supremamente esclarecedora, pues además de confirmar el modus operandide Cepeda y sus secuaces, devela un hecho de singularísima relevancia: confirma que Juan Guillermo Monsalve, presentado por Cepeda como el trastigo estrella contra Uribe, nunca hizo parte de las Autodefensas y, mucho menos, integró al denominado Bloque Metro, estructura que según Monsalve, fue creada por los hermanos Álvaro y Santiago Uribe Vélez. 

No hay un solo jefe de las desaparecidas Autodefensas Unidas de Colombia que confirme que Uribe haya participado de la creación de ese grupo armado ilegal, o que haya colaborado con el mismo. Los testimonios que se han conocido, son de personas de las que no se tiene certeza de que hayan hecho parte de esa organización, pero que sí están condenadas a largos años de prisión.

Aquello, los convierte en “testigos” que no tienen nada que perder y en cambio sí mucho por ganar. En consecuencia, son presas fáciles para el inescrupuloso Iván Cepeda quien, además de ofrecer beneficios jurídicos, ha entregado cientos de millones de pesos a distintos delincuentes, con la esperanza de que mientan en contra del doctor Uribe Vélez.

El 8 de octubre, el presidente Uribe atenderá la diligencia de indagatoria, donde tendrá que responder por las estúpidas falsedades dichas por sujetos evidentemente mentirosos, tal y como se puso en evidencia hace pocos días a través de los micrófonos de la emisora W Radio, cuando fue entrevistado el delincuente Pablo Hernán Sierra, uno de los miembros del cartel de falsos testigos del senador Cepeda.

Al preguntársele por las pruebas que él dice tener contra el presidente Uribe, Sierra dice que va a aportar una tesis universitaria de un estudiante español, un video que el país conoce hace muchos años, de un acto político del presidente Uribe y una sentencia en un proceso por calumnia. 

Es vergonzoso que la justicia colombiana, tenga la desfachatez de citar a un expresidente de la República a una indagatoria, teniendo como medios de prueba, las piezas anunciadas por el bandido Sierra y los testimonios de unos cuatreros sobornados por Cepeda.

Al decir popular, al toro, por los cuernos. El presidente Uribe es un hombre valiente, que no se amilana y que no evade debate ninguno. Ha dicho que desde la libertad o desde la cárcel, uno de los designios de su vida consiste en desmontar la infamia que un sector de la justicia, al servicio de la extrema izquierda y la mafia, ha extendido en contra de su honor. 

En esa tarea, el presidente Uribe puede tener la plena certeza de que sus amigos y los millones de colombianos que creen en él, van a acompañarlo, cueste lo que cueste. 

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 20 de 2019