Todo indica que la corte suprema de justicia está decidida a meter a la cárcel a todos los congresistas corruptos vinculados con la trama de corrupción de Odebrecht. Además de tener tras las rejas a Bernardo Ñoño Elías quien ya confesó los delitos cometidos, ordenó hace unas semanas la captura del exsenador Plinio Olano y en los próximos días tendrá lugar la diligencia de indagatoria en contra de Antonio Guerra, quien es uno de los miembros de los denominados Bulldozer, grupo de senadores que ejercían presión para favorecer a la multinacional Odebrecht.

Pero el eje central de este tinglado de corrupción, Armando Benedetti, aún sigue impune. Hasta ahora, la corte no ha resuelto su situación jurídica a pesar del abundante material probatorio que pesa en su contra. Además de su probada participación en el caso Odebrecht, hay que recordar que Benedetti fue uno de los principales promotores del saqueo al departamento de Córdoba, hecho sobre el que la corte no ha querido profundizar.

Las dificultades de Benedetti se han presentado por todos los frentes. El gobierno de los Estados Unidos, a comienzos de diciembre del año pasado, le canceló su visa. Igualmente, el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, que ha encontrado pruebas que lo vinculan con distintos actos de corrupción, se ha dado de tarea de enviar copia de las mismas a la corte suprema.

Benedetti, que hace poco tiempo era uno de los congresistas más poderosos de la coalición santista, cayó en desgracia. Su hermana Ángela, que era embajadora de Santos en Panamá, fue despedida del cargo. Igualmente, este portal pudo establecer que en la casa de Nariño se dio la orden de marcar distancia del parlamentario. En criterio de un senador uribista, “tal es el nivel de corrupción de Benedetti, que Santos que es un maestro en corrupción, prefiere alejarse de él”.

En las pasadas elecciones, Benedetti renovó por 4 años más su credencial de congresista. Obtuvo poco más de 72 mil votos con los que seguirá en el capitolio hasta el año 2022, pero también aforado, razón por la que sus procesos continuarán en la corte suprema de justicia, esa misma que ha tomado la decisión de acabar con la impunidad de poderosos dirigentes políticos que protagonizaron monumentales actos de corrupción.

No es posible que todos estén equivocados frente a Armando Benedetti y que quienes han declarado en su contra, todos estén mintiendo. Algo muy grave tuvo que haber cometido ese parlamentario para que los Estados Unidos los hayan declarado como una persona indeseable, razón por la que el departamento de Estado procedió a cancelarle su visa.

Al decir popular, la justicia cojea pero llega y Armando Benedetti Villaneda, el cerebro de muchos saqueos y autor de distintos delitos, no será la excepción.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 27 de 2018