En marzo de 2014, motivado por aportarle una solución a la problemática de agua que afecta a Santa Marta (donde nací); como gobernador del Magdalena presenté ante el Órgano Colegiado de Administración y Decisión -OCAD- el proyecto de acueducto como solución a la escasez del preciado líquido en la ciudad.

Esa iniciativa fue presupuestada en 73 mil millones de pesos, tendría como fuente de financiación el Fondo de Compensación Regional y el Fondo de Desarrollo Regional en donde estaban depositadas las Regalías que le correspondían al Departamento de las vigencias de 2013 y 2014.

Nuestra decisión como responsables de la Administración fue que de esos recursos, el Departamento aportara la suma de 43 mil millones de pesos, y que el Gobierno Nacional o el distrito de Santa Marta, en esa oportunidad encabezado por el jefe de la banda Caicedo, Carlos Caicedo aportarán recursos por el orden de los 30 mil millones de pesos.

El proyecto surgió de manera oportuna teniendo en cuenta la difícil situación de escasez de agua que desde entonces afecta a Santa Marta, producto de múltiples inconvenientes. Confiamos y obtuvimos el respaldo del Gobierno Nacional y el Órgano Colegiado de Administración y Decisión -OCAD- en todo el trámite de viabilidad. 

La iniciativa contemplaba el estudio para elaborar el proyecto de una nueva Planta de Tratamiento de Agua Potable y Sistema de Acueducto y Alcantarillado del Sector Nororiental del Distrito de Santa Marta. 

El acueducto proyectado le prestaría servicio a 53.306 habitantes, que residen en la zona nororiental de la ciudad de Santa Marta y que para la época, como hoy, consumían agua cruda sin tratamiento, al igual que carecían de un sistema de alcantarillado.

Este era un proyecto funcional porque además de contribuir a solucionar en parte el problema de agua también le contribuía a corregir las fugas por conexiones fraudulentas que la zona priorizada. Asimismo ayudaba a combatir la proliferación de enfermedades gostrointestinales.

Desde siempre nos ha preocupado el problema que padece Santa Marta en desabastecimiento y calidad del agua. 
Desafortunadamente y como en muchas ocasiones, el entonces Alcalde de Santa Marta le dio la espalda a los Samarios y no aportó los recursos restantes para que este proyecto se llevara acabo en beneficio de nuestra gente. 

Cuando me correspondió actué conforme a la necesidad de la ciudad. No hicimos shows, ni lanzamos cohetes; simplemente respondimos con sensatez y responsabilidad. 

Hoy, siete años después, con el show de siempre y cuando la situación es grave, el jefe de la banda Caicedo, Carlos Caicedo; retoma la que fue nuestra iniciativa. En nombre de todos los samarios, espero que en esta oportunidad cumpla y llegue a feliz término.

@LuisMiguelCotes

Publicado: junio 24 de 2021