Les recomiendo una excelente película en Netflix, September of Shiraz, es una historia en Irán donde la revolución religiosa guarda gran similitud con el marxismo-leninismo, por algo su apoyo a la Venezuela de Chávez y Maduro y la no descartable injerencia en el camino del Foro de Sao Paulo para la invasión de nuestro continente.

No les comentaré la película, solo destaco que la familia involucrada en el drama es rica y sus bienes producto de un trabajo honesto, a pesar de la visión de sospecha del esposo, el entorno y su señora los lleva a creer que allá no pasa nada… y pasó. Y pasará entre nosotros como sucedió en Cuba, Venezuela, Nicaragua, a la que se suman Honduras, Perú, y Chile cuyo camino está siguiendo Argentina y a la que, los promotores del Foro de Sao Paulo, pretenden incorporar Colombia y Brasil. Y los empresarios y los medios caerán como coco si no se pellizcan, asumen la defensa de la democracia sin tapujos y “prudencia” e inducen a la procesión de candidatos y coaliciones a despojarse de sus egos en favor de la patria y conformar una alianza nacional verdadera y sólida.  

El ejemplo de Medellín es patético, un alcalde que ha logrado imponer todas sus marrullas para destruir las mejores instituciones públicas antioqueñas modelo en nuestra patria y el exterior. Afianzado en protectores de alto turmequé, ha logrado hacer lo que le viene en gana y, aunque transita por todas las páginas del código penal, nada pasa, una justicia ideologizada le da patente de corzo haciéndose la de la oreja mocha… Y ese alcalde le copió a su gran mentor “el señor de las bolsas” al que tampoco le pasó nada con sus disparates, ellos saben de sobra como manejar el tinglado. ¡Y lo harán, sin no abrimos los ojos!

Nadie ignora las grandes desigualdades que el país sufre, y, aunque fui crítico del presidente Duque, no soy ciego para no ver el inmenso esfuerzo que está haciendo para sacar el país adelante como acá nos lo recuerda Felipe Zuleta, que de paso, no es santo de mi devoción: http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/otras-opiniones/item/32282-en-la-recta-final No podemos tapar el sol con las manos, en este instante tenemos un pie en el abismo, pero el otro aún está en tierra firme. 

No es hora tampoco de mirar si los acuerdos de paz son o no un desastre, ahí están y hay que cumplirlos hasta que se logre un consenso que permita ajustarlos a la realidad, pero si hay un punto clave que debe resolverse con urgencia: el narcotráfico permitido por Santos, este es el telón de fondo de la corrupción, de las “disidencias” de las “bacrim”; pero, sobre todo, la fuente de financiación de las campañas que destruirían nuestras libertades. 

¡Pilas compatriotas! 

El Rincón de Dios

“Así es la esperanza, sorprende y abre horizontes, nos hace soñar lo inimaginable, y lo realiza” Papa Francisco

@rafuribe

Publicado: enero 11 de 2022