No me mueve ningún interés ni motivación personal, solamente recuperar la moral y las buenas costumbres de la sociedad colombiana. 

Esta es la segunda parte de la anterior columna con relación al exdirector de la CDMB (Ver Audio, dinero y aval sin justificación), quien enarbolando las banderas de “recuperar la moral y las buenas costumbres que lleven a nuestra sociedad hacer (sic) mejores seres humanos y que nunca pase por nuestra cabeza “el todo vale” como condición para conseguir las metas que nos proponemos” continúa golpeando las puertas de los partidos políticos para ver quién lo recibe como candidato al senado con esa consigna, ocultando su verdadero pasado y comportamiento en la administración pública.

Del señor Ludwing, escribí que “en menos de cuatro años que duró Ludwing Arley Anaya Méndez como director de la CAR, devengaba un sueldo de algo menos de 15 millones de pesos al mes, sin embargo, logró multiplicar su capital…”

No me mueve ningún interés ni motivación personal, solamente recuperar la moral y las buenas costumbres que la sociedad colombiana y en este caso, la pujante sociedad santandereana, perdió. Nos hemos acostumbrado a ver, a callar y a omitir, por miedo o porque ya consideramos que no vale la pena hacer ningún esfuerzo para salir del estado corrupto que hemos heredado. Siento que el país llegó a un límite y que todos podemos ser gestores del nuevo orden para señalar a este tipo de personajes que han socavado los recursos, usando la administración pública en su beneficio particular por encima del interés general, y fuera de eso, se dan el lujo de fungir como indignados y solicitar derecho a réplica en un portal y no una rectificación ante los entes de control.

Los bienes de Arley Anaya

La lujosa camioneta es una Toyota Prado, modelo 2015, color blanco, matriculada el 17 de diciembre de 2014 en el transito de Bogotá. Este vehículo aparece registrado a nombre del señor Ludwing Arley Anaya Méndez. El costoso automóvil marca Audi, modelo 2016, línea A5 Cabriolet matriculado el 15 de diciembre de 2015 en el tránsito de Bogotá, a nombre de Almenara Barrera Carreño, esposa de Ludwing Arley.

Además, encontré otros dos inmuebles. Se trata de unos apartamentos en Bucaramanga. Uno que figura registrado a nombre de Ludwing Arley Anaya Méndez ubicado en la calle 42 # 28-66, apartamento 404 de la Unidad Residencial Elit de la ciudad de Bucaramanga, cédula catastral 010200920225904, avaluado en $600 millones de pesos. Otro apartamento, el 603 ubicado en la carrera 27ª # 48-62 en Bucaramanga, matricula inmobiliaria, 300-302144 avaluado en $500 millones de pesos, a nombre de la esposa de Anaya, doña Almenara Barrera Carreño.

Queda por confirmar si la casa del condominio Ruitoque Country Club, avaluada en más de $2.500 millones de pesos esta a su nombre, puesto que es allí donde reside el doctor Anaya y su señora esposa.

Con relación a la lujosa e imponente finca Villa Helena, ubicada en La Mesa de los Santos, en donde Arley Anaya tiene su criadero de caballos y ganado, como lo registra en la pagina web de ASOCEBU, fue registrada en noviembre de 2012 cuando Arley Anaya era director de la CDMB, a nombre de su cuñado Jesús María Suárez, esposo de Ruth Vianney Anaya Méndez.

Llama la atención que el señor Jesús María Suarez Carrillo estuvo vinculado hasta el 2011 al régimen subsidiado de salud y como ¨cabeza de familia¨, según consta en el registro del Fosyga. Aquello quiere decir que difícilmente podrá demostrar la capacidad económica para justificar la compra de la finca Villa Helena. Quien ostenta públicamente el ánimo de señor y dueño de esta propiedad, no es Suárez Carrillo, quien vive en Concepción, donde realiza sus actividades ¨económicas¨ y ejerce la dignidad de ¨gestor social¨, sino el señor Ludwing Arley Anaya Méndez, como se evidencia en sus redes sociales públicas.

En virtud de la Resolución No. 000833 del 29 de agosto de 2014, el director de la CDMB, es decir, Ludwing Arley Anaya otorgó una concesión de aguas superficiales a favor de ese predio para atender la necesidad de sus 50 vacas, 15 caballos, 50 aves, actividades de piscicultura y residenciales para 40 personas en promedio. A primera vista, esa concesión está viciada por violar la Ley 734 de 2002  (Código Disciplinario Único). Efectivamente, el artículo 40 de la norma mencionada, se refiere al conflicto de intereses en los siguientes términos: “Todo servidor público deberá declararse impedido para actuar en un asunto cuando tenga interés particular y directo en su regulación, gestión, control o decisión, o lo tuviere su cónyuge, compañero o compañera permanente, o algunos de sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil, o su socio o socios de hecho o de derecho.”  Además, la concesión se otorgó cuando ya había entrado en vigencia la Ley 1474 de 2011 o Estatuto Anticorrupción.

Sobre este predio, por medio de la escritura número 934 otorgada en la Notaria Primera de Málaga, el 12 de abril de 2015, Jesús María Suarez Carrillo, hipotecó la finca sin límite de cuantía al señor Alfonso Carvajal Calderón, quien ni siquiera tiene registro en la base de seguridad social de Fosyga. De acuerdo con los registros públicos, Carvajal Calderón aparece como un humilde conductor de bus de servicio público.

Atendiendo la réplica y la eventual rectificación, hallamos otras coincidencias que sirven para reforzar las pruebas de eventuales conductas de testaferrato y enriquecimiento ilícito.

Sobre Villa Helena Horse Store, local comercial el 312, del exclusivo Centro Comercial de la Cuesta en Piedecuesta Santander, se observa que sus múltiples fotografías publicitarias corresponden a imágenes tomadas en la Finca Villa Helena. Igualmente, el logotipo de esta empresa, es exhibido por Arley Anaya en  todos los eventos públicos a los que asiste. Llama la atención cómo en un bien público, como una plaza de toros en Santander, se exhibe también el logo de Villa Helena.

Otra ¨fuente de ingresos¨ del señor Anaya Méndez es la firma Anaya Abogados, ubicada en el Centro Empresarial Natura. Su exclusiva y elegante oficina tiene un área de 107 metros cuadrados. En la columna pasada, me referí a que un área de 30 metros cuadrados en este centro empresarial tiene un valor de 280 millones de pesos.  El precio de esta oficina es de alrededor de mil millones de pesos.

Finalmente, no se sabe qué trámite ha dado la Fiscalía General de la Nación a los más de 10 procesos relacionados con el señor Anaya Méndez. Es bueno que la justicia investigue y se pronuncie rápidamente sobre el milagroso incremento patrimonial de quien hoy se pavonea por todo el departamento de Santander como futuro aspirante del Centro Democrático al Senado de la República.

Para conocer más detalles, lea soportes investigación al patrimonio Arley Anaya

Nota: Respecto a los comentarios velados que se han hecho por parte de Arley Anaya y de algunos de sus compinches, aclaro que no tengo ningún vínculo comercial o laboral con el congresista del partido Opción Ciudadana, Freddy Anaya. Las fotos que aportó Arley Anaya, están en mi perfil público y fueron tomadas para realizar el debate sobre la vía Curos-Málaga en donde la multinacional Sacyr, dejo casi abandonada la obra por más de 80 mil millones de pesos.

Resalto que fue mi idea, y tomada en cuenta por Iván Mustafá y Freddy Anaya, llevar a cabo el debate para que se reanudara la obra como en efecto, los habitantes de García Rovira pueden constatar.

@LeszliKalli

Publicado: febrero 22 de 2017