Según la última encuesta de la firma Gallup, el nivel de desaprobación del presidente Juan Manuel Santos aumentó a 73% en diciembre de 2017.

El año no terminó bien para Santos pues el 31 de diciembre fue chiflado y repudiado en la ciudad de Cartagena. El actual mandatario se convirtió en una persona despreciable y esto debido a que los colombianos le han cobrado sus constantes desmadres.

El repudio que sienten los ciudadanos por Santos no es casualidad en la medida que además de las mentiras y constantes trampas; los insultos también han sido la constante en su actuar. Importante traer a colación el episodio vivido en la  vereda El Neme, en el Valle de San Juan en Tolima cuando señaló que “Colombia es una sociedad traumatizada y que necesita un psiquiatra”.

Por lo anteriormente expuesto es que las elecciones del 2018 son fundamentales para cambiar el rumbo del país o por el contrario para que sigamos estancados con aliados de Juan Manuel Santos.  No hay que ser ingenuos y pensar que el señor Santos tiene un solo candidato.

La baraja de candidatos del actual Presidente es bastante amplia y va desde Sergio Fajardo hasta Humberto de la Calle. Importante tener en cuenta que es muy probable que De La Calle se termine aliando con Gustavo Petro y en últimas que Sergio Fajardo que es apoyado por el Polo e indirectamente por Juan Manuel Santos termine unido con De La Calle en una probable segunda vuelta.

El 2018 es un año importante porque después de 8 años nos podemos a librar de un Presidente repudiado como Juan Manuel Santos. Sin embargo no podemos cantar victoria porque perfectamente se podría caer en la continuidad si el próximo Presidente de Colombia es Sergio Fajardo o algún aliado de Santos.

Por eso mimo es fundamental llegar unidos si es que queremos ver a una centro derecha triunfante. No es momento de pensar en ego personales sino en lo mejor para nuestra querida Colombia.

@JoseCuelloB

Publicado: enero 5 de 2017