Este año no fue mejor que los últimos seis o siete años de gobierno, todo lo contrario, la crisis social por la que atraviesa Colombia se ha profundizado, más con un IVA del 19 %, regalo de navidad dado por Santos y los Congresistas de la Unidad Nacional. Qué bueno que la ciudadanía recuerde el próximo 11 de marzo en las urnas todo el poder adquisitivo perdido gracias a esos que hoy buscan al ciudadano para que los reelijan.

Por otro lado, Popayán aún enfrenta serios retos, que poco a poco se han ido superando, pero todavía falta. Del Cauca ¡qué decir! La extorsión y el secuestro exprés a pedir de boca. La coca y la marihuana ya sobre la vía panamericana, y los indígenas (no todos) haciendo de las suyas y exigiendo una vida y la otra. No ha habido Campo para la seguridad, para el avance inversionista y menos para un verdadero diálogo. Hoy el gobernador se halla en campaña al Senado, triste pero cierto.

Santos deja unas Farc envalentonadas y una democracia endeble. Le deja a las presentes y nuevas generaciones un microtráfico disparado. Le deja a los departamentos serios recortes en el presupuesto del próximo año, todo para poder vanagloriarse con la criminalidad de este país. Deja también una simulada separación de poderes. Y para completar le deja a los colombianos múltiples y delicados casos de corrupción, hechos que anhelamos sean esclarecidos.

El 2018 será el año de la esperanza, un año en donde todos los ciudadanos castigaremos en las urnas (así como en el 2014) a esos Congresistas que lo único que han generado es deshonra y derroche al país. Castigaremos también al gobierno nacional por sus sistemáticos desaciertos con la comunidad y aciertos con el terrorismo hoy inmaculado. Los candidatos de Santos: Fajardo a presidencia, Roy al Senado y John Jairo Cárdenas –en el caso del Cauca- a la Cámara, sufrirán una derrota indiscutible. Los colombianos hoy no tragan entero, y eso es lo que tales personajes siniestros de la politiquería en Colombia y el Cauca ignoran.

Centro Democrático es a su vez el partido de la esperanza, de la verdadera esperanza. En el 2018 llegará nuevamente una bancada de lujo, encabeza del presidente y hoy Senador Álvaro Uribe. Pero lo más importante, llegará un nuevo huésped a la Casa de Nariño, un huésped amigo de la legalidad y del diálogo popular. Un gobierno fresco, renovador y emprendedor. Colombianos, falta poco para que Colombia retome el sendero de la tranquilidad y el avance, el camino en donde quien atente contra la ley se le castigue y no se le premie.

Finalmente, agradecer al portal Los Irreverentes, por creer y darle el espacio a jóvenes de toda Colombia para que podamos expresar nuestros pensares y sentires. Agradecer a usted, estimado lector. Agradecer a todos aquellos que dejaban sus comentarios en la web y redes sociales, todos los leí, un saludo cordial tanto para quienes aplaudían como para quienes insultaban, estos últimos eran y son buena señal de que marchamos por el camino correcto.

Feliz Año para todos, no seguimos leyendo, por lo pronto: trabajar, trabajar y trabajar para salvar la democracia en Colombia.

@AndresSaavedra_

Publicado: diciembre 29 de 2017